HISPANOS Y SUSTANCIAS, UNA YUNTA FORMIDABLE

everth cabrera

Por Andrés Pascual

Antes de entrar en materia, un cubano liberal del Nuevo Herald, ajeno a la sección deportiva, no pudo aguantarse y disparó contra el conservadurismo (él lo llama puritanismo) que “provocó la cacería macarthista” contra los usuarios de sustancias en Grandes Ligas.

Daniel Morcate no tiene ni idea de lo que es el espíritu heroico, por eso basó la defensa de estos delincuentes en datos que desprestigien a un pasado de muchísima más credibilidad, moral y principios que el presente, hecho a la medida de individuos como el redactor.

http://www.elnuevoherald.com/2013/08/07/1539230/daniel-morcate-la-caida-de-a-rod.html

Entonces hace desfilar a Gavin, a Ruth, a Mantle… por una especie de corredor de la muerte pública como justificación al acto inmoral de hoy.

Lo peor, solicita el uso “legal” de las sustancias bajo control médico y se arriesga “o el beisbol perderá clase como espectáculo”.

¿Quién le dio licencia para opinar (realmente es una contribución gratuita al desparpajo intentando crear estados de opinión favorables a él más que a la justicia) sobre el tema a este tipo, a pesar de las garantías-libertinaje que puede ofrecer este país?

¿Por qué hay más hispanos como usuarios de esteroides o de cualquier otra sustancia de ayuda al rendimiento en beisbol?

En realidad la forma de exponer el asunto es dudosa, nadie sabe si realmente la minoría “hermana” supera, iguala o no llega a la cantidad de anglos implicados, porque no hay datos sobre el particular.

Lo único claro al respecto es este grupito de Biogénesis, con mayoría abrumadora hispana entre 13 (foto el nica Everth Cabrera).

Todavía el “Buen Selig” no ha tenido el valor que respalde su novísima condición de “Fiscal omnipotente por obra y gracia”, para destapar la olla con más de 100 que faltan sobre el fogón. Por eso yo no creo nada con respecto a la buena voluntad de este elemento, que incluye a los dueños y al sindicato.

Si regresáramos 10 años atrás, tal vez un poco más, cuando la noticia del uso y abuso de sustancias cobró fuerza por los muertos en el sistema colegial americano, si se pidieran datos que nunca ofrecieron y los entregaran, tal vez los apellidos hispanos se diluirían en las listas.

El uso de esteroides en el beisbol no comenzó en un país hispano, sino aquí el siglo antepasado y no fue precisamente Pud Gavin el primer usuario.

Se habla de una cultura en los países latinos del área con respecto al uso de sustancias y se han dado datos del crecimiento cuantitativo del jugador de la región en las Grandes Ligas en detrimento del negro americano.

Que jugadores hispanos o descendientes encabecen desde hace rato el casillero de salarios en el beisbol es un problema para la Media liberal, que, aunque bendice la reforma migratoria, está desorientada en cuanto a qué elementos de defensa del afroamericano utilizaría para calmar sus protestas.

Varios jugadores negros americanos, entre ellos Tori Hunter y Gary Scheffield, han agredido soezmente, con argumentos ridículos, al jugador caribeño por su incremento en el Beisbol Organizado, por cierto, el ex pelotero tampeño de los Yankees es un positivo al veneno, el caso es que, por razones de índole económica, muchos más hispanos juegan pelota que negros americanos, pero, si se analiza detenidamente, en boxeo es superior.

Y no hay una cultura de sustancias en el Caribe hispano, sino un par de deportes con los cuales se puedan alcanzar la fama y la fortuna: beisbol y boxeo, además de la inexistente seguridad social (welfare) que asegure por lo menos una comida.

República Dominicana está a punto de convertirse en el chivo expiatorio de todas las plagas de la tierra, entre estas, el origen y desarrollo del flagelo, de hecho, a Alex Rodríguez, descendiente de dominicanos, lo quieren moler virtualmente por las culpas de blancos americanos liberales que se sabe quiénes son y no salen al terreno a jugar.

El desempleo puede ser un elemento que haga que el hispano use esteroides, es poca la oferta laboral y el deporte no solo propicia el trabajo, sino que puede hacer ricos.

Pero hay que llegar al Dorado y, después, avanzar en la competencia rabiosa por los millones, con números que estén fuera del alcance normal de un individuo común y corriente.

Si bien es verdad que Quisquella se ha convertido en terreno fértil o cantera de interés para el beisbol profesional, no lo es menos que el uso de sustancias de crecimiento la ha disparado en estos tiempos como el símbolo de la corrupción, manchando el honor histórico de toda la región y empañando su consistente contribución al Beisbol Organizado desde los últimos 30 años.

A pesar de que los jugadores representan la cara delincuente, los intermediarios de scouts deberían estar en el proceso de investigación sobre el uso de sustancias, porque un bono más grande significa más dinero para estos elementos. Si en los escándalos sobre edad y robo de dinero de los bonos a reclutas dominicanos estuvieron en primera fila ¿Por qué no habrían de estarlo ahora?

Viéndolo bien, a pesar de los millones que ganan los peloteros implicados, la soga cedió por el lugar más débil, en el banquillo no están los culpables del delito.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: