EL PODER DE LA FE Y LA VOLUNTAD EN EL DEPORTE (I)

PETE GRAY SWING

Por Andrés Pascual

El primer manco en jugar en Grandes Ligas no fue Pete Gray, sino Hugh Ignacio Daily (Nacido Harry Criss en Irlanda en 1847, fallecido después en ¿1927?), pitcher que perdió media extremidad a temprana edad y pudo lanzar para 7 clubes en las Mayores de entonces, uno de estos los Bisontes de Búfalo (1882, año del debut y los Cleveland Blues en 1887, último de su carrera), sin embargo, por su voluntad, por su recia personalidad y por su FE, ambos lograron lo que muchos hombres normales no pudieron: jugar en la cima de su deporte favorito.

Antes de continuar, Daily lanzó un no hit no run en 1883 y lideró la Unión Asociación en ponches en 1884 con 483, además de que abanicó a 19 bateadores en un juego.

Cuentan que a Gray (foto), lo motivó el jonrón que Ruth le dio al serpentinero de los Cubs Charlie Root, después de señalar hacia el rightcenter; allí, donde depositó el pellejo el Bambino, el joven de 15 años se encontraba sentado con su padre.

Horas antes, Pete Gray se consideraba perdido para su deporte preferido, al que amaba como nadie en condiciones normales, entonces la ovación que recibió el artillero provocó el impulso que el jovencito necesitaba para someter su handicap.

Empezó en un equipo semi-pro en Pennsylvania y el Three Rivers, de la Liga Canadá-USA le dio una oportunidad, en 1945 los Carmelitas de San Luis compraron su contrato, lo demás es conocido…

El fenómeno Pete Gray provocó que cientos de niños con un solo brazo fueran a los estadios a ver al jugador, contribuyendo el éxito del outfielder a moldear personalidades que pudieron salir del complejo provocado por la tragedia física y competir en el terreno a que los condenaba la oscuridad social y del valle de lágrimas por la inferioridad.

El caso Pete Gray lo politizaron los comunistas americanos y sus influencias de todas partes, que olvidaron el reflejo, el impacto humano en la niñez necesitada de estímulo ante la tragedia personal, cuando criticaron y critican al Acuerdo de Caballeros con expresiones como “”permitieron un manco y no firmaban negros…”, típico de gente que les importa poco cómo puede mejorarse la condición humana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: