EL ORGULLO YANKEE ¿DÓNDE ESTÁ? ¿QUÉ LE HICIERON?

mize yankees fildea esta

Por Andrés Pascual

¿Cuándo fue la última vez que escuchó a un jugador de los Yankees de Nueva York, decirle a un cronista “lo orgulloso que se siente de pertenecer al club”? ¿Por qué ningún periodista deportivo hace la pregunta, claro, prescindiendo de los muchísimos que ni conocen lo que dije? ¿Existen razones para sentirse “diferente” como pelotero, jugando o habiendo jugado para la familia controladora del club glorioso en los últimos 46 años? Bueno, con Steinbrenner estuvieron 16 años sin Serie Mundial y una racha de 4 ganadas cuando todavía tenían un núcleo de glorias, algunos material de Cooperstown y otros que pudieran serlo sin que nadie se ponga bravo, que jugaron solo para ellos y demostraron, además de su clase profesional y ética, su fidelidad al club de la ciudad de los rascacielos.

Entre varias cosas, las nuevas franquicias y la agencia libre terminaron arrancándole el orgullo a la novena del Bronx, con la contribución de un dueño temperamental, abusador y grosero, que fue capaz de crearle estados de opinión contrarios, negativos e infames, hasta a inmortales.

De tal modo funcionó el rechazo a The Boss, que, su actitud incontrolable y casi energúmena de tirano-dictador, logró que muchos peloteros impusieran cláusulas a su favor en las que han exigido, entre otras concesiones, “no ser cambiado a los Yankees”.

La mantención de un gerente de torpe audacia, miope e incapaz de imponer un valor, que, por lo visto, positivamente para el cargo no tiene; ajustable a los decretos de los dueños apenas sin contar con él, bueno para la “familia” porque, según comentan, “sabe tratar con la media”, afirmación que no se entiende ni arriba ni abajo, ha erosionado también la base y la proyeción del único club considerable parte de la historia del juego, quizás el 40 % de posibilidades de importancia.

Una vez el agente de Alex Rodríguez les tomó el pelo por capricho del propio Steinbrenner y le dieron el dinero que ataba para siempre al pelotero a la franquicia, porque esa cantidad les impedía cualquier operación con el neoyorquino, el resultado fue un jugador destruido por el peso de la responsabilidad al ganar lo que le pagaban jugando para los inquilinos de Yankee Stadium, es decir, doble mortaja.

Danilo Tartabull, Randy Johnson, Hensley Mulens y un largo etcétera les robaron el dinero, porque no soportaron la presión de jugar para la ciudad o porque llegaron viejos o lastimados a un club que le exigen en todos lados el triple que a cualquier otro.

Días antes del inicio del entrenamiento de primavera de 1951, Oscar Fraley, cronista y reportero de Prensa Unida, reprodujo lo que dijo el inmortal Johnny Mize (foto), sobre vestir la franela a rayas en Grandes Ligas: “…hay una gran diferencia cuando se juega para los Yankees, yo fui un buen pelotero con los Cardenales y con los Gigantes, pero ahora tengo la confianza y la seguridad, marca de este club, del único en el beisbol; no hay una explicación, es como una enfermedad que hace que uno juegue mejor, que juegue como un yankee…”.

Derek Jeter es uno de los nombres sagrados de la historia de los Yankees de Nueva York, es decir de la historia del pasatiempo, y Bernie, Mariano, Posada o Petitte; lo grave es que ya “son aguas pasadas, que no mueve molinos”, porque la chapucería, la contrapartida resulta en que Álex Rodríguez, como miembro de la novena gloriosa, quedará en la historia porque Texas se lo disparó a los ex Mulos; incluso le subieron la parada después de la metedura de pata, hasta repagarlo por ninguna contribución al juego ganador.

Pero Mark Texeira y otros ni eso, o sí, tal vez rellenen algún que otro renglón de la crónica, como aquel Harry Simpson, que recibieron en un cambio de los A’s de Kansas City a mediados de los 50’s, que, como marca personal en Nueva York, la huella del spike que calzaba la pata más grande que cualquier otro jugador desde que inventaron el pasatiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: