RENACIMIENTO DEL CHANTAJE GERENCIAL

MIAMI - JULY 18: (L-R) Florida Marlins team President David Sampson, City of Miami Mayor Manny Diaz, MLB Commisioner Bud Selig, Florida Marlins owner Jeffrey Loria and Miami Dade County Mayor Carlos Alvarez attend the ground breaking ceramony for the Miami Marlins new Stadium on July 18, 2009 in Miami, Florida. The park is scheduled to open in 2012. (Photo by Marc Serota/Getty Images)

MIAMI – JULY 18: (L-R) Florida Marlins team President David Sampson, City of Miami Mayor Manny Diaz, MLB Commisioner Bud Selig, Florida Marlins owner Jeffrey Loria and Miami Dade County Mayor Carlos Alvarez attend the ground breaking ceramony for the Miami Marlins new Stadium on July 18, 2009 in Miami, Florida. The park is scheduled to open in 2012. (Photo by Marc Serota/Getty Images)

Por Andrés Pascual

Fíjese si la grandeza de la crónica antigua es demoledora, que, el sábado 24 de Octubre de 1959, Eladio Secades (y vaya con Eladio, dirán, pero yo muero con ese traje puesto), analizó ciertos movimientos de propietarios de los clubes de Grandes Ligas, considerables en el nivel de libros abiertos de acuerdo a como “ha seguido rodando esa bola”.

 

Según el editor deportivo de El Diario de la Marina: “No cabe duda, la terrible amenaza de llevarse los equipos de pelota de una ciudad a otra es el chantaje de moda…”, según Secades “…sucede con frecuencia extraña…”.

El cronista cubano miró por la hendija razonable: por necesidad urgente e imperiosa se emprendería la retirada, porque, “…por el procedimiento obtienen ventajas oficiales para que se queden, o beneficios francos de las autoridades de la ciudad elegida para el cambio”.

Para el periodista cubano, “los magnates han entendido bien el filón de oro que tienen en sus manos al amenazar…”.

¿Alguna duda sobre la veracidad expuesta en los comentarios del cubano? Como quien no quiere las cosas: el cronista, el comentarista que no hable así, que no tenga la bola de cristal para adelantarse décadas a realidades inobjetables, ni sabe dónde comprar la bola ni es cronista.

El chantaje sistemático es el recurso de amenazar y quedarse, desestabilizando al público, a la ciudad, a los jugadores, a la bandera y a la tradición.

Eladio Secades se refirió a los Senadores, que estuvieron 4 años amenazando que se trasladarían a Minnesotta, a los Gigantes y a los Dodgers, que se fueron al Oeste. Pero sentó un precedente de valor incalculable para la crónica deportiva.

Hoy Oakland amenaza buscando vaca para ordeñar, a cada rato mencionan a los Mellizos; de los Marlins, que se quedaron y han ayudado a hacer más pobre a una ciudad que asimila menos que el ex boxeador castrista Félix Savón, no es bueno ni opinar, porque secaron a todo el combinado lácteo del Sur de la Florida y se llenaron los bolsillos de dinero mal intencionadamente habido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: