LA PROFECÍA DE JUAN EALO: USA EN TORONTO 2015

almendares ealo 4 izq derecha img322jpg

Por Andrés Pascual

La tiranía castrista dejó sin personalidad al boxeo y al beisbol, hay un turco que se encarga de algunos boxeadores cubanos profesionales ¿Cómo así? durante los 56 años de golpear abusadoramente a la nacionalidad, hubo 12-15 que la vapulearon los “rusos”, Stevenson fue un producto de Chervonenko.

A Castro no le han dicho aún que Marrero murió, que no fue antes porque se le “pugilateó” una pensión de Liga Menor, lo digo porque todavía no aparece una palabra en sus Reflexiones, sin embargo, escribió horrores contra Lara y Rigondeaux y sugirió que “hay que empezar a jugar como los japoneses”. TODOS LOS DÍAS “APARECE” EN ALGÚN LADO Y HABLA.

Mire el “JOCIKO del tipo en la foto del link, es Humberto Suárez, ordenanza de Antonio, el Rubirosa II, versión mediocre, chapucera y con mucho menos personalidad que el quisquellano protegido de Trujillo, ex-esposo de la Hayworth, de la Hutton y de la Darrieuxx entre otras. Porfirio Rubirosa hablaba fluídamente 4 idiomas; le gustaba dar un par de vueltas para fotografía en su Aston Martin en los circuitos, previo a carreras de Grandes Premios F 1, lo hizo en La Habana en 1956.

Al hijo de Cagancio le falta clase, parece un tipo de solar, piso’e tierra “ocupa” de un albergue, porque se derrumbó el edificio en la Habana vieja y destoletada hace 40 años y todavía no agarra dónde vivir, sinverguenza con “look” más depreciable que común ¡Qué lástima que el cuento no fuera así…!

Debajo hay un link que se las trae, la tiranía piensa invadir los circuitos invernales de “ligas extranjeras”:

http://www.diariolasamericas.com/4855_beisbol/3141347_cuba-proyecta-tener-mas-peloteros-en-ligas-invernales.html

Juan Ealo fue un ex inicialista de los años de la llamada Edad de Oro del amateurismo cubano: 1939-43; jugó para los Góticos del Fortuna e integró la selección a Series Mundiales, no jugó en el Beisbol Organizado, pero acepto participar en el fallido torneo rentado conocido como la Liga de Verano, de paso efímero por el firmamento nacional, cuyo objetivo fue “ampliar la participación”, por lo que algunos de sus equipos se llamaron Camaguey o Matanzas.

Durante los 50’s, Espinacas, como lo apodaban, fue preparador físico del Almendares y comentarista radial, por las relaciones entre los Indios de Cleveland y los Azules fue enviado al entrenamiento del club de Grandes Ligas en 1958, estuvo 15 días y, cuando regresó, le confesó a Rai García, en una entrevista en Prensa Libre que: “aprendí más en 2 semanas que en toda mi vida en la pelota.

Ealo fue, junto a Martín Dihigo, gestor de la “masividad beisbolera” cuando le propusieron al tirano organizar el 1er Campeonato Nacional en 1960, preámbulo de las Series Nacionales, al año siguiente participó como coach en el entrenamiento a 100 jugadores, entre quienes escogieron al equipo que barrió en Costa Rica en 1961, allí pidieron asilo el manager Sungo Carreras, el centerfielder Pepe Fernández y otro asistente, Óscar Garmendía; pero a Juan Ealo le habían advertido también que la pelota peligraba en Cuba, por eso experimentaron 1961 sin el juego, aunque algunos “preocupados por problemas de estabilidad”, del Pacto de Varsovia, le aconsejaron al tirano que no prohibiera el beisbol por circunstancias de interés (malestar social) a la supervivencia política.

Entonces, a la carrera, prepararon la Serie Nacional I, en la que, para completar equipos, hubo forros profesionales de Ligas Menores y uno sólo protestado, antesalista del Azucareros.

Cuando decidieron dejar al beisbol como droga para desviar la atención u objeto estúpido de penetración ideológica, sin profesionalismo oficial, la tiranía autorizó a Juan Ealo para que se apropiara de todos los documentos de la Liga Cubana y de los clubes que la integraron, cuyas oficinas estaban en el edificio que hace esquina en L y 23, Vedado, frente al Havana Hilton, conocido como el edificio de los dentistas.

Espinacas, que fue nombrado J’ de Cátedra del inicial Escuela de Educación Física Manuel “Pity” Fajardo, barrió con toda la documentación existente, acto delincuente por encargo que le sirvió para “fabricar” sus métodos, que fueron sino lo que se robó de la Liga Cubana.

Que Juan Ealo mantuviera en su poder la valiosa documentación, le permitió dar la imagen de “genio” ante los alumnos que llegarían al centro, los mismos a quienes el tirano les ofreció la encomienda de destruir al beisbol, como sucedió, entonces gente como Serbio Borges, Jorge Fuentes, Eduardo Martin y un largo etcétera, escuchaban, impartidas por Ealo, las conferencias de Mel Harder a los pitchers del Almendares, o las del jefe de trainning de los Dodgers sobre maneras de mejorar el brazo y el tiro a las bases de los que tienen poco.

Castro empezó a enviar al “sabio” en función de scout a los eventos internacionales de entonces, a perseguir, sobre todo, a los colegiales americanos, que no podían ganarle al equipo castrista por ser jugadores sin experiencia de entre 17-20 años. Así facturaron e impusieron el paquete de la leyenda Juan Ealo, como todo en la Isla, a la cañona partidista.

Pero Ealo, al fin y al cabo, fue preparador físico del conjunto añil y se vistió un año (1960-61, foto 4to izq-derecha sentado) con el traje del glorioso club, el mejor y más popular en la historia del baseball cubano, dentro y fuera de la Isla.

Estados Unidos perdió en los Panamericanos de Toronto contra Puerto Rico ¿Podrá ganar? Dudoso, A PESAR DE QUE EL EQUIPO DE LA TIRANÍA APENAS HA DADO UN HIT CONTRA EL PITCHEO AMERICANO…

Cuando Burt Hooton le metió 2 no hit no runs consecutivos al equipo castrista en la Serie Mundial Amateur celebrada en Colombia en 1970 (perdió el segundo y tuvieron que ir a un juego extra en el que tampoco pudo ganar el zurdo Richard Troedson, 3-5), quedaron traumatizados, al extremo de que, al regreso, se produjo una mesa redonda con participación del tirano y ex jugadores como Gilberto Torres, Tomás Echevarría o Luis Zayas, de moderador ¿Quién si no? Eddy Martin.

Castro habló poco, le interesaba la opinión de Juan Ealo sobre todo. Agacino, Rubén Rodríguez y González Barros tambien estuvieron como prensa, acompañados de Salamanca.

A la pregunta ¿Temiste en algún momento que no pudiera ganarse? Ealo dio la clave para entender todas las victorias castristas en eventos de aquel tipo: “NO, ESOS MUCHACHOS SE MATAN SOLOS, O POR ERRORES PRODUCTO DE LA INEXPERIENCIA O PORQUE TODOS LOS DEMÁS PAÍSES JUEGAN CON LA MÁS ALTA MORAL PATRIÓTICA CONTRA ELLOS. LO MÁS QUE NOS CAUSAN SUS VICTORIAS ES EL JUEGO DE DESEMPATE, QUE SABEMOS CÓMO GANARLO”.

En estos Juegos Panamericanos de Toronto 2015, el equipo de USA, retomando la “genialidad”, acaso única que demostró la apreciación de Ealo, regresó a la semilla: PERDIERON CONTRA PUERTO RICO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: