¿DESDE CUÁNDO ESE AMOR ESQUIVADOR?

sandy amoros 50 aniv

Por Andrés Pascual

Con respecto a lo cubano, históricamente, el Brooklin de ayer le hizo gala a la traducción de su apodo, porque “to dodge” significa esquivar y eso hicieron a través de CASI toda la historia del beisbol criollo (retiro de Tani Pérez); no acostumbro tratar nada posterior a 1961 en cuanto al juego (ni algo relativo a Cuba), como cubano, sino castrista.

Sin embargo, de forma extraña, el club que reasentaron en la Costa Oeste con la justificación de que les cobraron un peso por el estadio, o porque necesitaban “definir su público”, que no podían en Nueva York por la predilección y el predominio yankee, tuvo como verdadero objetivo acaparar el creciente fanatismo mexicano y la perspectiva que le brindaba la aviación al desarrollo del pasatiempo hacia “nuevos horizontes”, con las expansiones al Oeste que se preparaban Y EJECUTARON.

Durante los 60’s tuvieron algunos jugadores hispanos, como el dominicano Manny Mota, después muchos más. Mota impuso récord de bateo como emergente y, casi al final de sus carreras, a Zoilo Versalles y a Camilo Pascual, pero regulares no, incluso el intento por “latinizar al club de Zack Wheat” lo iniciaron los cubanos en relación con la oficina, CORITO VARONA Y REGINO OTERO como scouts, o Preston Gómez y Leo Posada como managers de Ligas Menores (Leo dirigió durante 13 campañas a sucursales de los Dodgers), después entrarían en acción Mike Brito y, sobre todo, Rafael Ávila.

Los Dodgers tuvieron narración en español desde 1958 para los latinos del área occidental, las inició el nicaraguense René Cárdenas, que se ha visto sustituido, quién sabe por qué, como pionero de esta faceta por Jaime Jarrín.

Al ecuatoriano lo llevó el “Chele” Cárdenas a la cabina de transmisiónes del Estadio Coliseo en 1960; sin embargo, Jarrín fue elevado a Cooperstown con el apoyo de una franquicia que, por veterana e importante CUANDO HA QUERIDO HA PODIDO, mediante una campaña promocional que basaron, increíblemente, en la mal estructurada fama fabricada por quienes conocen los detalles mejor que nadie: “primer latino que narró para un club de Liga Grande”, mientras, el amigo René sigue olvidado en alguna de las gavetas de los buroes de los Escritores sobre Beisbol, Padrecitos de voto extraño e injusto muchas veces.

En 1930 y 1931, Adolfo Luque lanzó para el Brooklin con números tan buenos como 14-8 y 7-6. En la primera completó 16 de 24 aperturas y al año siguiente 5 de 15. Adolfo fue el primer pitcher de interés cubano y hispano de los Dodgers durante 4 décadas.

Sin embargo, el símbolo cubano y quizás hispano de los Dodgers de Brooklin ha sido Emundo Amorós (foto aniversario), el jardinero izquierdo de la jugada que despertó al club y los condujo al éxito contra los Yankees en su primera Serie Mundial ganada en 1955: Sandy, el negrito del tabaco, cuya cara fue portada de LIFE.

En los años cincuentas actuaron para los Dodgers el pitcher derecho René Valdés (conocido popularmente como LÁTIGO GUTIÉRREZ) y el campocorto Humberto “Chico” Fernández, eje del cambio más rico efectuado en Grandes Ligas hasta ese momento, cuando el Brooklin lo envió a los Phillies por 5 jugadores y dinero.

Sin embargo, cuando Preston Gómez se incorporó a la Organización y comenzó los viajes a Cuba, tratando de lograr la liberación de un hermano preso político (que no pudo, lo utilizaron), a efectos de la mala interpretación de la personalidad del tirano por la familia O’Malley, por Steinbrenner, incluso por el mexicano Alejo Peralta, REFLEJARON tal grado de irresponsabilidad ante la política equivocada con respecto al grupo criminal que asola la Isla desde hace 56 años, que llamaron a un posible triple juego durante el trainning de 1976, que se frustró, entre los Yankees, los Dodgers y el equipo de la tiranía, “diplomacia beisbolera”.

Pero, en los últimos tiempos, el equipo de Sandy Koufax, de manera sospechosa, se alineó a los demás clubes que contratan a jugadores procedentes del débil beisbol castrista, sin experiencia profesional y los premian con contratos que, por razones obvias, son tan inmerecidos como fabulosos a pesar de todo.

En estos momentos tienen a 3 en nómina activa: el receptor Grandal (que se hizo aquí), el jardinero Puig y el comodín Álex Guerrero, más otro jugador de cuadro que, por bajo rendimiento, fue enviado a las Menores.

Como que es una madeja que nadie encuentra la punta, con respecto a Puig, desde que debutó, el club está interesado en prescindir de sus servicios, lo que parece se producirá, porque, ahora utilizan opiniones del público y de su prensa particular, basado en reacciones negativas de jugadores contra el pelotero como apoyo al posible intento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: