BROOKS ROBINSON NUNCA FILDEÓ MÁS DE .980

brooks robinson buena 2

Por Andrés Pascual

Brooks Robinson era un jovencito de apenas 20 años, cuando Gonzalo López Silvero lo contrató para que jugara con los Elefantes del Cienfuegos en la campaña 1957-58 de la Liga Invernal Cubana, se lo recomendó Rubén Rodríguez, que no lo firmó para el Marianao, porque tenía la plantilla de la tercera base cubierta; incluso para el shortstop, los Bengaleses tenían dos de Grandes Ligas jugando (Valdivielso en el campo corto y Juan Delís como outfielder) más otro bigleaguer, Ossie Álvarez, de utility de cuadro. Todavía para 1958-59, adicionaron otro bigleaguer del Washington, el juvenil Zoilo Versalles, que actuó como bateador emergente o suplente de ocasión. El futuro HOF bateó .207, pero lideró la liga en jonrones con 9.

Fue la defensa lo que le abrió las puertas del Salón de la Fama al ex Oriol, sin embargo, por sus números como fildeador en la tercera base, matemáticamente hablando, sus guarismos no son de inmortal con etiqueta, sino que, posiblemente, por el desarrollo de la televisión durante los 60’s, que posibilitó desde entonces que pudieran verse más juegos que los de Washington DC y Nueva York, la espectacularidad del antesalista jugó un papel definitivo en elevarlo como representante de la importancia del capítulo “guante” o defensa; imagino que Robinson fue más espectacular que seguro, o que la espectacularidad provocó que hiciera más errores por “fildear donde otro no podía y tirar desde lo profundo”, a pesar de que no tuvo un cañon por brazo.

brooks robinson buena 4 esta va

Ser espectacular, fildear la que casi todo el mundo “se guilla y deja pasar” para evitar el error en tiro, o quedarse con la bola en la mano con la justificación “muy lejos e incómodo” para efectuar el disparo a primera, que, si falla, le propiciaría una o más bases al corredor, además de que movería a los embasados si los hubiera, también era la característica del más grande torpedero de la historia, el cubano WILLY MIRANDA, que jugó en las Grandes Ligas (hoy no existen, esta pelota es Triple A adelantada) ¡9 TEMPORADAS! Sin batear .240, incluso en los Yankees durante los años en que ningún “latino” podía osar vestirse con la franela a rayas.


willy miranda yanquis buenaLa Aspiradora” de los Orioles de Baltimore fildeó para .971 durante 23 campañas con el club de Maryland, cometió 264 errores y participó en 621 dobleplays durante 9,196 lances, además, hizo 2,712 outs.

Entre 1960-74 fue seleccionado 15 veces al Juego de Estrellas y ganó 16 veces el trofeo Guante de Oro de Rawlings.

A menudo comentan, quienes no se toman el trabajo de investigar, que fue la elección de Ossie Smith al Salón el primer homenaje rendido al capítulo defensivo era moderna (jugadores que comenzaron sus carreras durante los 50’s), sin considerar que Brooks Robinson ingresó a Cooperstown por el voto regular de la Asociación de Cronistas en 1983 y el venezolano Luis Aparicio un año después.

Por sus números ofensivos Robinson nunca hubiera podido acceder a Cooperstown, un anémico .267 de promedio al bate con menos de 400 jonrones y algo más de 1,300 carreras impulsadas, dan más ganas de llorar que esperanzas.

Para que tenga idea de cuánto de bueno tuvo que ser este hombre fildeando, su WAR es de 78 y el de Adrián Beltré 79. Sin embargo, Brooks Robinson fue el MVP de la campaña de 1964, temporada en la que lideró la Americana con 118 empujadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: