LA REFORMA RAULISTA Y EL SALÓN DE LA FAMA DE LA TIRANÍA II

luque y merito mexico

Por Andrés Pascual

“Con todos y para el bien de todos”, la profanación de Martí no para y los plumíferos “de comunidá”, como Marino Martínez, que no puede entender por qué un bateador toca la bola ni ha oído hablar nunca de Raúl Galata, se hacen eco del tratamiento castrista aplicado al beisbol.

Marino no debe saber dónde nació el Apóstol ni el nombre de su hermana menor. Aseguro que ni idea tiene de su ideario con respecto a Cuba. A continuación, algunos links que pudieran ayudarlo a entender la “envolvencia” y el relajo que se ha formado por “el reformismo raulista” en el beisbol:

http://www.beisbolmundial.com/563_esquina-latina/2788720_la-reforma-raulista-y-el-salon-de-la-fama-del-beisbol-de-la-tirania-i.html

http://www.beisbolmundial.com/926_analisis/1229528_quien-expulso-el-beisbol-profesional-de-cuba.html

http://www.elnuevoherald.com/deportes/beisbol/article5059854.html

http://eltubeyero22.mlblogs.com/2011/09/15/los-que-no-salian-al-terreno-de-juego/#more-531

Ese Salón de la Fama, el que propuso un castrista que “se quedó” por tierras del Imperialismo reciéntemente, es una farsa, una falta de respeto al público; claro, hablo del fanático normal, común y corriente, menos el de hombres nuevos, que se acostumbran tanto a la indecencia y a la desverguenza que lo confunden con elogios; bajo ninguna circunstancia ese “sitio” puede ser la continuación del que se fundó en 1939, hay varias razones, pero una es obvia: AQUEL FUE SOLO PARA PROFESIONALES, el de ahora es híbrido e incluye al mismísimo tirano, que le crearon un premio que pisotea la memoria de Dihigo.

Al recinto (debí decir “presinto”, de presos) castrista lo manejan 25 esbirros de la plana anticubana, que van a imponer la ideología contra el patriotismo y el público, que no conoce de historia del beisbol, quedará complacido.

Por lo visto, es único de acuerdo a la manera como lo manipulan: salvo los profesionales de plantilla, seleccionados de forma provocadoramente irregular, parece que contemplará como aficionados a sus jugadores de SERIES NACIONALES solamente, profesionales de estado que han exhibido como amateurs, sin tener en cuenta a la UNIÓN ATLÉTICA AMATEUR DE CUBA, cuyo campeonato, La Liga Nacional de Beisbol, fue mucho más fuerte, infinitamente más organizado y mucho más reconocido que el de la tiranía, además, de verdadera credencial de aficionado según el patrón de Pierre de Coubertin; tampoco meterán la mano en el fortísimo campeonato aficionado LIGA INTER FUERZAS ARMADAS, que incluía a los seis Regimientos del país más la Marina de Guerra.

En ningún lugar del mundo se considera a amateurs y profesionales para hacer un salón de la fama de un solo deporte, son categorías diferentes de acuerdo a la organización, al nivel de juego y al carácter artístico; en especial, la era amateur de los profesionales de estado castristas, sin oposición de clase ni verguenza internacionalmente, mucho menos lucidez como espectáculo, pero, no solo por eso debieron proponer un salón para su pelota “sui géneris”; sino porque no pueden cohabitar con los que nunca armaron escándalos de moral, atentados a la fiabilidad del juego como los arreglos por dinero, o la imposición del capricho personal de un dirigente para llevar o no a un pelotero como Gerardo Puppy Hernández en juveniles, a Armando Capiró o a Modesto Larduet, incluso por incumplimiento de la cartilla política comunista.

Si se toma en consideración que Muñoz, Vinent…solo jugaron como profesionales de estado de la tiranía ¿Cómo puede nadie inaugurar un recinto cubano con amateurs en que Quilla Valdés NO SEA LA PRIMERA SELECCIÓN? ¿Cómo puede quedar fuera Adolfo Luque (foto con otro cubano inmortal, también pionero, Merito Acosta), que es el pitcher más grande nacido en Cuba? ¿A quién le dejaron a Cristóbal Torriente? ¿Cuándo le tocará a Narciso Picazo, a Pedro Flores, a Pancho Villa, a Lindo Suárez, a Pedro Echevarría, a Mario González, Balvidares o Rouget Ávalos?

Ese grupo de plumíferos hizo un gesto para impresionar y les resultó una mueca desagradable, no de otra forma puede verse esta mala caricatura de salón de la fama, en que están tratando de mezclar lo que no pueden ni a la cañona.

Pero hay más, ¿Están contemplando incluir las secciones de prensa escrita, radio y televisión, la de hombres del beisbol como dueños, las oficinas de clubes, ejecutivos, umpires, presidentes de la Liga Cubana, masajistas, anotadores… hasta extranjeros que brillaron en nuestros torneos profesionales y contribuyeron a su historia gloriosa y legendaria? ¿Qué clase de salón es ese?

Hasta las propias Series Nacionales han sido lesionadas, porque no seleccionaron ni a uno de los pioneros de ese beisbol, cuyo objetivo ha sido liquidar el juego, pero, a fin de cuentas, semillas de lo que tienen hoy ¿Dónde están Alarcón o Verdura? ¿Dónde Cuevas o GUAGUITA López, incluso Urbano González, Curro Pérez, Ricardo Lazo, Rosique o Aquino Abreu?

Con el nombre de Salón de la Fama de las Series Nacionales, bien, pero, imponerlo como “cubano” es una profanación mayúscula al ex deporte nacional; aunque, de profanaciones y atentados a la dignidad viven esas cucarachas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: