¡POR TU MADRE, MIRA PA’LLÁ PÁ’ LA NACIONAL!

josh harrison 2Por Andrés Pascual

El Viejo Circuito está enfermo, el promedio de la punta no llega a .320 (Josh Harrison, Pittsburgh .317 hoy) y eso que hubo gente que se arriesgó: “eso no da poder, no da vista, no permite más contacto…” entonces ¿Qué ha provocado la anemia?

A 1968 lo llamaron el año del pitcher porque un campeonato de bateo, Yaz en la Liga Americana, lo obtuvo con .301, con .289 se llevó Tony Oliva el tercer lugar; además, Gibson lanzó para 1.12, pero no pudo ganar 25; mientras, el as derecho del Detroit, Denis McLain, superó la treintena de Dizzie Dean con los Cardenales a mediados de los 30’s y puso 31 para los Felinos.

Al año siguiente bajaron el balk, pero la lluvia de tranca no llegó ese año, digo, que satisficiera como soñaban a las oficinas; para contentarlas plenamente necesitaron que pasaran 25 años y la justificación de “la recuperación del público” por una huelga en la que tuvieron mucho que ver los interesados.

¡Mentira! querían billetes, toneladas de billetes y los consorcios ensuciaron el pasatiempo promoviendo y estimulando el uso de estimulantes, porque, “si nadie te dice nada haces lo que sea”, y aceptar callado, mirar a otro lado, es una señal en verde por la vía equivocada o ¿Sí?

Hace poco leí que pudieran reducir la altura del montículo otra vez, por la realidad del terreno de juego, hasta que no sepulten en tumbas beisboleras a los pitchers no pararán.

Lo raro es que nadie ha vuelto a instigar contra la historia con comparaciones febriles: con esteroides o no, demostrado desde hace 5 años, Greenberg regresó a su estatura de 6’5 y sus palos enormes en Detroit, con la cerca para bateadores derechos en la misma raya de cal a 365 pies y pelotas “medio muertas” todavía; además, y de importancia capital, lanzadores que no perdían un juego por el descontrol o por el miedo, entonces le meten un bolazo al hombre en turno que envía al plato el empate o la victoria, eso, todo, es diferencia.

Recuperó su grandeza la Bestia que firmó construyó y luego vendió Connie Mack, Jimmie Foxx. En 1921, Ruth se convirtió en el líder histórico de los jonroneros de ambos circuitos, no fue motivo de titular mañanero la noticia, que la opacó otra relacionada: el jonrón 121, con el que se adueño del casillero, fue en estacazo a más de 545 pies del home, aquella mañana “el hombre había mordido al perro”, hubo noticia.

Todavía hay quienes… ¡Quítateme de alante anda…! no tienen defensa, mejor sería que se hablara de otra cosa que de argumentos lindantes con la profanación.

El hombre que más gana en el beisbol, jugador activo, con números dignos del 15 en la relación, sí, Pujol, que todo el mundo está callado por miedo a mirar pa’llá, porque han hablado de más a pesar de 9 años increíbles durante los que no esperaron un segundo para estar ciertos en… batea .273 y se embasa para menos de .330, su slugging no llega a .470 y tiene 35 años, pero ¿Qué es esto? Nada, que la actualidad forzada es así, sin alergias que produzcan reacciones tales que se hinche o inflame todo..

Batear 60 jonrones pudiera ser un fenómeno casi imposible otra vez, pero ¿Sería saludable para el beisbol que la normalidad continúe marcando la diferencia? Sí y no, un beisbol a base de defensa, con la fuerza del bateo como apoyo, un beisbol rápido, de jugadas, de corridos de las bases como estrategia para derrotar, digamos que a Kershaw por una carrera, puede traer como consecuencia la reafirmación del no, porque el juego que dije antes no le gusta a los mayimbes, que necesitan estridencia para exprimir al fanático torpe, que cree y apoye solo un par de franquicias competitivas, los que más dinero tengan, que consigan, por esa razón, que los entendidos legalmente volteen más la cabeza al otro lado del delito con jugadores de su propiedad.

Por eso me asustó cada vez que miro esos promedios de bateo liderando la Liga Nacional en el orden de .317; o 37, 39…al frente de los jonroneros, sin la posibilidad de que ninguno impulse a 145, es decir, con el miserable centenar de producidas un poco más que sometido.

No, no es el montículo, ya lo bajaron una vez, tienen bates mejores y pelotas que rebotan más, cercas al lado de la tercera base…lo que sucede es que no ha habido nadie que batee como Gehrig o como Stan Musial en estos últimos 20 años hasta hoy, con excepciones como Tony Gwynn.

Muy complejo, el miedo a consumir la sustancia que regresaría al jugador y a los hombres de oficinas al papel de villano contra el pasatiempo, de trasgresores de la primera ley que debe existir y respetarse en casos como este: LA HISTORIA.

Tal vez a Kershaw deberían darle un par de palos a cada rato y Pujols ponerse sobre 35 jonrones y montarse en el potro de .300, o se vuelve a acabar el mundo, quizás para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: