DAVIS SUSPENDIDO 25 JUEGOS ¿SERÁ TONTO EL TIPO?

cris davis oriolesPor Andrés Pascual

Lea bien el nombre, LEIGH CASTERGINE; ahora sorpréndase: Ejecutiva veterana de los Mets de Nueva York a cargo de la promoción y venta de tickets, despedida del club porque Jeff Wilpon, un M’KONGO MA’CHEVERÉ (entre ABAKUÁS, organización fraterna que funciona como la masonería para los negros y blancos relacionados con la moral excesiva de influencia africana en Cuba: EL QUE MÁS DICE) Jefe de Operaciones del club, la acosó y la botó porque no estuvo de acuerdo con su embarazo. Razón de peso y suficiente para demandarlo y que la crónica del sector reactive el titular de moda durante los últimos 7 ú 8 días, al efecto, la noticia es relativamente buena: “el hombre le mordió el rabo al perro”.

En el candelero el caso del ex corredor de los Ravens Ray Rice, que ha merecido hasta la atención de Obama (nadie se explica dónde estuvo el presidente cuando lo de Mayweather jr contra su esposa, o lo de Cris Brown con Riannha), por lo que se supone que algo le suceda al individuo por el despido de la gerente de entradas, sin embargo, como siempre sucede y a veces le resta credibilidad a la acusación, despido y abuso fueron convoyados al mismo tiempo, quizás entre una y otra acusación medió el suficiente como para tener dudas y suponer ¿Cuánto? Si fuera así ¿Por qué no habló antes?

El acoso a mujeres, el abuso contra cualquiera es detestable, debe perseguirse y castigarse, pero, en un país donde demandar es el deporte nacional como entretenimiento y medio de vida…

Siempre lo mismo: Cris Davis, inicialista de los Orioles de Baltimore, fue suspendido 25 juegos por positivo a anfetaminas, después lloró y le pidió perdón a sus compañeros, al público y hasta a la Madre Teresa, pero las consumió.

¿Cuánto de seria tiene la vigilancia sobre las sustancias que ejerce el Beisbol Organizado? Yo no creo media palabra en la efectividad, salvo en algunos pocos casos, más porque temen que los descubran que por otra cosa, porque, entre el miedo y la preocupación por cómo quedará ante el ojo público, no es posible que todavía existan jugadores que traten de correr la aventura, perdón, pero no creo mucho en el experimento, máxime cuando, en una declaración de prensa luego de que se conociera el nombre del próximo Comisionado, alguien autorizado dijo que los esteroides no estaban en primera fila de tratamiento, que significa importancia, y eso es un peligro porque alienta al consumo y…a la vista gorda.

El pitcheo no es parte bonita ni disfrutable del juego para el público de hoy, tampoco para las Oficinas, prefieren jonrones, batazos grandes contra pitchers indefensos y cercas más cortas, pelotas que reboten más…y dinero ¡Mucho dinero!

El beisbol es un negocio de mercaderes que no responde a buenas intenciones ligadas al amor por el pasatiempo, ni de los Dueños de clubes ni de los Ejecutivos de ambas ligas ni, despues que pasan un par de años y comienzan a comparar sus carros con los de otros colegas en los parqueos de los estadios, de los jugadores. No por gusto la modernidad es tan agresiva que los niños nacen con los ojos abiertos y riéndose, entonces sucumben ante cualquier cosa, por indecente o inmoral que sea, con tal de escalar salarialmente cuando empiecen a abrirlos más en edad laboral.

Davis produjo buenos guarismos el año antepasado .270, 33 HR y 85 CI; el pasado fue espectacular con 53 cuadrangulares, 138 empujadas, líder en ambos departamentos .286 de promedio .370 de embasamiento .634 de slugging y 1004 como suma de bateo de poder.

Pero esta campaña la anemia atacó el “débil” organismo del bateador, tan agresivamente que solo ha podido telescopiar 26 canicas hacia las gradas, producir 72 anotaciones y promediar .172, si le suma que el promedio de embasamiento es de .300 y el de bateo con poder .404, para el ridículo total de 704, tiene la “clave” de por qué se arriesgó…lo preocupante es que haya regresado la política de advertencia y tolerancia previa que se le aplicó a Barry Bonds y haya algún que otro por ahí, que, por razones medio desconocidas, no quieren en rojo quemante o “achicharra’o”; ojalá que no, sería una debacle junto a la posibilidad de ver la cara delincuente de Pete Rose en Cooperstown y hay casi 90 % de posibilidades de que lo “exalten”.

Le dieron un bolazo en la cara a Giancarlo Stanton, en el pómulo izquierdo ¿Cómo lo afectará? Depende, para el año creo que finalizó, para su carrera hay que ver, porque a Conigliaro y a Score los liquidaron una línea de un bateador al pitcher zurdo de Cleveland y un pelotazo al jardinero del Boston, pudiera incluirse a Kirby Puckett también, nunca se sabe, incluso por encima del dictamen médico, hay que esperar cómo va a reaccionar en home.

Al modo mío de apreciarlo fue un “beanball”, bolazo intencional con el objetivo de hacer daño, a veces como represalia por un batazo recibido, otras como solución ante la impotencia para contener al bateador o resultado de la reacción dentro de una guerra entre ambos equipos. La complicidad del manager es absoluta por lo general.

Como quiera que se vea, es una actitud homicida si intencional, en el caso de Miers, aunque creo que lo golpeó adrede, no tiene historia ni asumió la personalidad soberbia y desequilibrada del asesino desde el montículo, parece que lo lamentó.

En la historia de estos hechos de peligroso alto voltaje, solo Gibson, Lonborg y Drysdale se responsabilizaban por el “beanball” sin el menor remordimiento, después, de forma absurda y ridícula, sin ningún argumento a favor ni la mínima justificación, la guerrita en que trató de convertir Clemens, show para demorar juegos y protagonizar, sus enfrentamientos contra Mike Piazza.

Cuando un club tiene mala suerte la tiene, primero, la pérdida de José Fernández, después, alternativamente, las aperturas que no pudieron hacer por lesiones otros pitchers como Henderson Alvarez; ahora Stanton, que iba rumbo al liderazgo en jonrones y, al modo mío de verlo, al premio al JMV.

Si se le suma que los Marlins han jugado el año completo sin segunda base y que el propio jardinero golpeado no ha tenido la protección que merece un bateador de su calibre, sin el zurdo obligatorio que remate desde el centro de una alineación dada a encontrar corredores en bases, pues hay que decir que el club que mejor ha jugado, por estar donde está contra los pronósticos y a pesar de las ausencias notables es el surfloridano.

El año próximo dirá la última palabra sobre lo que puede hacer una novena con el trabajo de equipo que casi nadie ha podido lograr en ambas ligas, si lo repiten, en Stanton han tenido un líder, pero las actuaciones del cubano Hechevarría, de Álvarez, de Eovaldi, del dominicano Osuna y de McGehee han sido brillantes, además de la grata impresión que ha causado en su debut el recluta Yelich.

En medio de todo, hay que reconocer la influencia de Mike Redmond, que ha tenido mucho que ver con que el club, desde el pronóstico de mona, todavía siga luchando como un león.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: