SOSPECHAS Y CASOS FIRMES: APUESTAS EN GRANDES LIGAS

RUTH COBB Y SPEAKERPor Andrés Pascual

El caso Pete Rose no es único en el denigrante capítulo de suspensiones por apuestas en Grandes Ligas, lea lo que dijo en 1875 Dime Base, jugador del Beadle, sobre el arreglo por dinero:

Cualquier profesional de un club de beisbol arregla si hay dinero. Una carrera de caballos es un evento bastante seguro para especular comparativamente con el juego de pelota…”

El periodista neoyorquino Harry Chadwick, uno de los responsables del desarrollo promocional del beisbol, dijo a finales del s. XIX: “cada mentecato, vicioso, bruto… cuyo único disfrute del beisbol proviene del juego de azar aplicado al pasatiempo, es un virtual enemigo de este deporte”. Por lo visto, el arreglo, las apuestas o el instinto delincuente, se iniciaron desde el principio mismo, desde que aparecieron “los dueños” y las utilidades en el espectáculo.

El beisbol ha sido atractivo para los apostadores aún hoy, lo que sucede es que los recursos de vigilancia y la participación federal permanente impiden el relajo, además, en Grandes Ligas pagan mucho; solo hay que considerar que las postalitas de Joe “Shoeless” Jackson, Eddie Cicotte o Gandil, miembros de los “8 jugadores fuera” del Chicago Americano por los arreglos de la Serie Mundial de 1919, valen una barbaridad en el mercado del Fantasy Card Game.

A través de la historia, algunos de los mejores jugadores y managers del juego se han visto involucrados o se ha sospechado de que hubieran apostado a sus clubes. Según una relación de Rico Longoria para ESPN CLASSIC, aquí cuatro de los casos más conocidos:

1.- En 1865, un escándalo de apuestas casi destruye las Mutuas, un equipo de beisbol que organizó William Marcy Tweed. El receptor, el shortstop y el antesalista afirmaron que fueron víctimas de “una conspiración malvada”, a los tres se les prohibió jugar otra vez y el dinero que recibieron por el crimen no llegaba a 100 dólares.

2.- En 1877, después de dominar la temporada durante la primera mitad, los Grises de Louisville perdieron siete juegos en fila de forma extraña, por errores inaceptables para jugadores tan buenos e inteligentes. Una inverstigación reveló que apostadores habían “comprado” a George Hall, a Bill Craver, a Al Nichols y a Jim Devlin. Los cuatro fueron separados para siempre del juego por el fundador de la Liga Nacional, William A. Hulbert. Los jugadores reclamaron, imploraron, incluso Hall se arrodilló ante el magistrado, pero nunca fueron reinstalados.

3.- En 1905 John McGraw, manager de los Gigantes de Nueva York, ganó $400 por apostar a que su club se impondría en la Serie Mundial a los Atléticos de Filadelfia.

McGraw había apoyado el boycot que provocó que la Serie Mundial de 1904 no se efectuara porque, según el dueño de los Gigantes T. Rush , “el Boston representaba a una Liga inferior”, la posición del manager de los Gigantes tuvo que ver con el resentimiento contra Ban Johnson, Presidente del Joven Circuito, que lo había suspendido por conducta no ejemplar durante su época como director en la Liga Americana.

Sin embargo, la de 1905 contra los Elefantes Blancos de Mack, la ganaron los Gigantes sin problemas con 3 victorias de Christy Matthewson en 6 días (5 juegos). Fue un milagro que John McGraw no hubiera sido separado del beisbol, teniendo en cuenta que la apuesta se conoció por el público.

4.- En 1926, a Ty Cobb y a Tris Speaker se les permitió retirarse al concluir la campaña, porque el pitcher holandés Leonard “destapó” un documento en que acusaba a Cobb, a Smokey Joe Wood, incluso a Ban Johnson, de apuestas a juegos de la Serie Mundial de 1919 que “conocían arreglados”, Cobb lo negó; pero dijo que si continuaban con sospechas sobre él, iba a desencadenar un escándalo mayor, porque tenía un verdadero y temible archivo particular del arreglo. Ban Johnson también negó las acusaciones.

Por estas denuncias produjo Landis la ley “cualquiera que apostara a su club fuera separado por vida del beisbol”.

Incluso Ruth, junto al Melocotón de Georgia, recibieron acusaciones anónimas de arreglar entre 1922-24, el propio Juez Landis se encargó de limpiarlos al desestimarlas públicamente.

Otra separación por apostar de un dueño del Filadelfia Phillies puede leerla en el siguiente link que escribí para CNN hace algún tiempo:

http://ireport.cnn.com/docs/DOC-827002

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: