CUANDO “LA LIBERTAD DE PRENSA” INDIGESTA

vargas selloPor Andrés Pascual

La tarea de Montaner cuando gane las elecciones en Cuba no será fácil: tiene que educar a “la masa”, más difícil que construir carreteras, que vender desodorante o que llenar el país de Sedanos.

Un ¿maestro? Se “mandó y se zumbó” contra los alumnos en un Tecnológico y ¡Pa’qué fue aquello…! no es un hecho aislado, es una infectocontagiosa de alcance total.

Para lo que una vez fue Cuba, el fin del mundo empezó en 1953 con la famosa masacre cometida por Castro y sus asesinos en el Moncada y en un hospital el 26 de Julio, lo demás ha sido “coser y cantar”; únicamente el obamismo se perfila como competitivo con el castro-comunismo en la porfía de quién corrompe y destruye más y mejor los valores de un país.

Haciéndolo honor a la proposición de Miguel Díaz Canel, Gorvachov tropical en ciernes (e incubadora), sobre “transparencia” informativa, a Sigfredo Barros, comentarista deportivo pésimo, engendro del sistema y solo gracias a eso miembro de la crónica, se le fue la mano y describió una conducta “jorobada” de Lázaro Vargas, el liliputiense ex tercera base del corruptísimo Industriales, hoy manager de ese equipito, no acorde ni con “los principios de la robolución” ni, mucho menos, “con las enseñanzas del compañero Fidel”.

El caso fue que el público holguinero “enemigo”, aparentemente cansado de la insolencia histórica de los jugadores y de la fanaticada de Industriales, extremo a que se ha llegado por culpa, sobre todo, de una prensa tan parcial como se supone sea de objetivo nacional, por lo tanto neutral, la emprendió contra el equipo y le lanzaron al terreno de todo cuanto tenían a mano a los peloteros; como si fuera poco, para agriarle la estancia al equipito allá, el umpire de home les cayó a “puñaladas”.

Tal vez porque Vargas, un tipo realmente antipático, como a 8 ó a 9 millones de aficionados, no le cae bien por soberbio, equivocado y protegido, fue que chief-umpire tomó la alternativa de matar a sablazos a los bateadores azules, lo que, aparentemente, provocó alguna reacción silenciosa entre Vargas y su catcher, que bien pudo ser “pide recta alta y quítate cuando pase para que le de a ese hijo de….”, aunque lo que sucedió realmente nunca se publicará.

Lázaro Vargas ha estado acostumbrado a la lisonja política, al saludo de Taladrid, al señalamiento distinguido como “robolucionario” cabal, capaz de decir con Javier Méndez que a ellos nunca les interesó el profesionalismo y de prestarse con el propio esbirro de la Mesa Redonda a engañar a traves de unos medios que no admiten controversia opositora:

http://eltubeyero22.mlblogs.com/2012/12/13/vargas-siempre-bateando-atrasado/#more-2475

¿Habrá castigos? ¿Quién tiene más punch político, Vargas o Sigfredo? Porque resulta que, de pronto, la bronca es entre ellos dos y por el escándalo de Sigfredo, primero, y de Vargas después, tomando en cuenta que quieren hacer del Granma el campeón de la libertad de prensa, razón por lo que publicaron esta controversia sin ninguna importancia pero efectista, pues el asunto picó y se extiendió fuera de las fronteras del país.

Esta forma de “echarle la grada encima” a los pseudocronistas del Granma y de cualquier otro medio, puede tener como consecuencia que, en cualquier momento, Sigfredo Barros o quien sabe cuántos más, amanezcan una mañana en el staff del Nuevo Herald y cierren la noche con Cao en El Espejo, “denunciando” lo que todo el mundo sabe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: