OTRA VEZ ERIC NÚÑEZ A LA CARGA ¿HASTA CUÁNDO?

SOSA CLEMENS BONDS

Por Andrés Pascual

La mediocriodad se pega como el catarro a veces; otras, se comparte como condición muy relacionada con la incapacidad.

Sin embargo, la actualidad ha hecho vicioso el hábito de tener a uno ó más mediocres en la media con rango estelar incluso.

Eric Núñez es un mediocre aplaudido, en internet se puede leer sobre este mequetrefe que es un “multipremiado” y varios disparates más, sello garantizado por “sus socios”.

Núñez fue el tipo que puso en la categoría de “super” a José Bautista al lado de Williams, de Dimaggio y de Ruth… detalle que puede calificarse más de estupidez mostruosa que de sacrilegio irreparable, como que esa cabeza no puede operarse ni trasplantarse, la “organización” para la que trabaja arregló el potaje, cuando reaccionaron a algunas críticas, deshabilitando el material, que duró menos de 8 horas expuesto al público, yo lo “printeé” y quizás algunos otros, apreciado como fiscal “dormido” hasta que haga falta.

¿Por qué este individuo le interesa a la agencia que lo tiene contratado? Porque se dirige a un público bien definido, que todavía no debe saber que el  “escribidor estrella” de AP dijo lo que señalé y acaso ni les importe, porque no tienen voluntad ni chispa para ver y procesar el pecado aparte de la buena acción…

Con gente así detrás de la computadora se mueren, y oígalos reclamar objetivos, credos y factores, bases del “compromiso periodístico”.

Una vez dijo barbaridades del beisbol invernal y nadie protestó, lo peor es que debe gozar de autonomía política o cuente con editores jefes tan malos y desconocedores que tampoco aprecien que esas agresiones imbéciles, que esos insultos a la inteligencia NO PUEDEN PUBLICARSE. A Núñez deben editarle todo lo que escriba, sin embargo…

Hoy el Nuevo Herald de Miami -ve lo que le dije, la mediocridad vende sola- publicó un material del plumífero sobre la elección a Cooperstown por venir: después de regodearse entre barbaridades conocidas, planta campamento en lo que quiere, imponerle al público (hay una clase más que generosa en cantidad que no lo necesita) que los esteroides son una nimiedad sin importancia como para impedirle la entrada al recinto a la lacra. Es un vicio de estos modernos incapaces,  que buscan igualar o superar la historia grandiosa con el felón imperdonable.

http://www.elnuevoherald.com/2013/11/27/1624675/caos-y-caprichos-asi-se-vota-al.html

Barry Bonds, Sosa y Clemens entre los que debieron ser escogidos el año pasado cuando no seleccionaron a nadie… bueno.

¿Qué lo mate otro? No en mi caso, yo lo hago leña cada vez que comento sobre lo que escribe este tipo.

¿Qué quiso ratificar este verguenza de la crónica deportiva seria y conocedora? Lo que dijo: que los esteroides no debe constituirse en el estigma que bloquee la entrada al recinto de estos desechos de la verguenza nacional.

¿Luis Tiant? Bien gracias, que nadie olvide tampoco que este elemento, por lo general, es anticubano de pura cepa, de marca registrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: