DE TODO COMO EN “MANIGUA”

cardenales vs boston ostruccion 3era boston

Por Andrés Pascual

Por una u otra razón, el modernismo de los últimos 20 años en el beisbol y el boxeo decepciona y aburre con tanta rutina que cansa.

Por razones bien conocidas, no hay nadie autorizado a comparar “entre épocas”, no por lo que ofrecen como razonamientos vulnerables que desproveen absolutamente de sentido y decencia a quienes intentan proteger a estos dos deportes del pasado inigualable, sino por la total y absoluta escasez de clase y prestigio de quienes deberían ocupar titulares por la millonada que ganan y por lo que pierden los pasatiempos por la desfachatez y la excentricidad en que han convertido el juego, individual y colectivamente.

El pitcheo mejoró… ¿Arte de magia? ¿Mejores importados? ¿Generación de superdotados? No, miedo a la prueba al azar contra las sustancias prohibidas… La suspension de “los medicamentos” abruptamente, por la fibrilación de los los músculos y las cadenas de nervios del cuerpo que produce, también ha provocado un descontrolado aumento de las lesiones de todo tipo, incluso de forma ridícula, como el “estirón” durante un corring a primera sobre terrenos que son platos, sin piedras,.. Entonces usted ve cómo cae un jugador antes de pisar la base, retorciéndose de dolor y la prescripción al día siguente será un buen descanso por 15 ó más días, de una semana por el seguimiento diario, o “season end” por la gravedad.

Lo de los pitchers es un escándalo: lanzadores que no saben mover la bola, por lo tanto, apenas fuerzan el brazo, con desgarraduras del “rotator cuf” o astilladuras en el codo entre otras lesiones. Lo curioso es que no son veteranos de 15 ó más campañas, sino bisoños colegiales de 20 años que no han lanzado 150 innings en toda su vida deportiva. Como que a la Tommy John se le ha tomado más gusto que a la Coca Cola cuando Roberto Goizueta la metió en el mercado de países del Este Europeo, pues a “tasajearse”, que es moda, no necesidad apremiante posiblemente.

¿Dónde están los que decían que hoy…? ¿Dónde los jonroneros en cantidades industriales de más de 40? ¿Dónde los trancazos de 500 y más pies?

El ahora es muy parecido a épocas pasadas con una diferencia: BATEAN MENOS, menos jonrones en lo individual y menos en grupo con más cuadrangulares, a pesar de sus biotipos hercúleos.

También decían qiue esas sustancias no hacían bateadores, pero para encontrar un par que den 40 se pasa trabajo y lo normal, como siempre cuando el pitcher manda, es lo que se impone: la treintena. Durante “el buen tiempo ido”, un pelotero que diera entre 15 y 25 era un toletero de cuidado, que Del Enis, de los Phillies, o Andy Pafko y Bobby Doer lo justificaron, si la decencia y la vgilancia continúan, esa volverá a ser la tónica del bateo de largo metraje.

Sobre Bonds hay que recordar que después de 15 años en Grandes Ligas, en 4 temporadas bateó 278 jonrones, una de ellas con 73 y en ninguna otra 50. Que fue en 1999 que conectó su primer bambinazo de 400 ó más pies y entre ese año y el 2005 dio alrededor de 40 de entre 425 y 495…

En esos años subió su promedio 3 veces a más de .340, todo proporcionado por el esteroide… pero concluyó con .298, posiblemente en tiempos como los de ahora hubiera jugado un par de años más y su total de jonrones no igualaría los 525 de Williams.

En terrenos como los de la década de los 50’s o 60’s, los promedios de fildeo de estos monstruosos infielders de hoy hubieran sido iguales a los del ayer, que no le quepan dudas a nadie, pero es sobre esta Serie Mundial que quiero decir algo:

¿Quién hubiera imaginado que el Clásico de Octubre a base de Boston vs Cardenales iba a resultar la basura que es?

Hace 3 años Texas contra Cardenales fue un fraude que muchos fanáticos y periodistas, por razones que no entiendo, consideraron una serie fenomenal. Definitvamente, yo sé menos que la gente de hoy, pero algo tengo claro: la Serie Mundial debe ser el reflejo justo de la clase y la pasion en el terreno.

Tal vez porque creyó dar un “palo con bases llenas”, Eric Nunez (que igualó a José Bautista con DiMaggio y Ruth como bateador) que escribe para AP, se cansó de comentar que “están los dos mejores de cada liga desde 1999”, no hubo un día que no lo repitiera. Supongo que conoce poco de la historia del juego, porque en el abecedario del beisbol, la primera regla reza: ESPERE UN POCO, SEA CAUTELOSO EN EL ELOGIO…

Entonces este año ha habido de todo: errores mentales, materiales, estupideces de directores (un bateador sentado que ha sido el mejor clutch del Boston, al que había que buscarle el hueco), pitchers con descontrol estilo Cuba castrista, que a base de wildpitchs han adelantado a corredores que anotaron por otro error, hasta un umpire cegato violó técnicamente la regla 2.0 al cantar obstrucción una jugada que ni un principante de clase D antes lo hubiera confudido (foto)

¿Por qué está sucediendo esto? Porque lo que se juega hoy en los fastuosos y caros placeres-estadios de las grandes ligas es lo que en Cuba llamábamos manigua para calificar el juego bruto y de poca clase. Porque esta pelota no vale un medio comparada con el esplendor de la Edad de Oro del Pasatiempo, los ratings, fiscales mudos, me dan la razón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: