LA BENDICION DEL BOSTON

victorino hr 2

Por Andrés Pascual

Bueno, si durante tanto tiempo hubo una maldición que les impidió ganar una Serie Mundial, se supone que desde el 2004, cuando ganaron su primer Clásico de Octubre desde 1918, esté haciendo efecto una bendición… porque en 9 años han ganado dos, contra los Cardenales y contra Colorado, además de que han visitado la postemporadas 6 veces en total.

El caso es que Boston se recuperó de una catástrofe de forma rara: fueron acusados casi todos sus jugadores de apatía, negligencia e irresponsabilidad; de beber en el clubhouse y de comerse todo el pollo de Pardue durante la temporada antepasada; prescindieron de los servicios del manager que los condujo por el camino victorioso del 2004; cambiaron a tres de su figuras principales casi recién adquiridas por otro material de menos nombre con los Dodgers y regresaron a la línea, al juego joseador y a la Serie Mundial ¿Cómo se puede explicar esa reacción?

También salieron de Manny Ramírez y Ortiz se quedó porque nadie daba un centavo por un jugador que solo puede batear y parecía que estaba liquidado.

El artillero zurdo dominicano se cansó de pedir que lo canjearan y nunca dejó de vocear que estaba harto del uniforme. Pero se quedó y acaba de poner su granito de arena en la victoria que los vuelve a situar en plano de favoritismo contra los Cardenales en la Serie Mundial.

Le ganaron al Detroit porque jugaron con más coraje; porque el pitcheo de los Medias Rojas superó al que, posiblemente, sea el mejor del Joven Circuito; porque fueron bien dirigidos y porque el Detroit continúa sin producir a la hora cero, como se supone que debe hacerlo quien tenga en el medio un one-two llamado Cabrera-Fielder.

Hace 9 años probaron a los Cardenales en el terreno del poder y los apabullaron. Como Fielder anoche, en aquella oportunidad Al Pujols ni pudo ni supo decidir en ningún momento bajo presión.

Hay cuentas pendientes y una tradición de enfrentamientos desde que Williams no pudo llevarse el anillo de campeón, hasta que Pedro, Manny Ramírez, Ortiz y Curt Schillings mandaron al Babe a descansar en paz por la ofensa del cambio a los Yankees en 1920.

Supongo que nadie se ponga bravo si los considero favoritos, pero sin aspavientos; porque, a fin de cuentas, van otra vez contra la Pandilla del Gasómetro.

Hay 90 % de posibilidades de que se juegue una buena Serie Mundial. Vamos a ver qué pasa en el terreno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: