UN LANZAMIENTO Y “ALLÁ VA ESO”

napoli

Por Andrés Pascual

En los anales de las Grandes Ligas, el Detroit ha sido considerado un club “joseador” por etapas, ni más ni menos que con clubes competitivos.

No ganaron 1967 por los motines y disturbios raciales en la ciudad, que influyeron en la estabilidad ciudadana y el entretenimiento nunca queda bien parado por tal circunstancia, entonces cedieron ante el Boston, pero ganaron la Liga y la Serie Mundial el año siguiente.

detroit 1968

Fueron los 20’s, los 50’s, los 70’s y los 90’s las décadas en que el club no ganó un solo pennat.

Con Greenberg y Gheringer como Mariscales del juego (foto leon goslin, Greenberg y charley gheringer en 1934), los 30’s y los 40’s los vieron coronarse campeones mundiales más de una vez.

greenberg gheringer goslin

Sparky los condujo al campeonato después de 16 años, con el boricua Willie Hernández y Kirk Gibson como soportes de la columna vertebral.

Estos Tigres de hoy son el mejor club de ambas ligas posiblemente, perfectamente nivelado en los 3 departamentos del juego, con buen banco y un pitcheo capaz de ganar apabullando a base de ponche limpio, sin embargo…

Hay razonamientos oscuros para justificar la caída o la derrota presagiadora del mal en el beisbol, son las causas que, repetidas, colocan en situación comprometida al equipo desde su dirección hasta el que barre el estadio y pueden afectar el team work.

¿Qué se hacía en aquel beisbol, considerado viejo por la ineptitud e inapetencia de hoy, cuando no se le podía batear a un pitcher? ¿Acaso fajarse a batazos con el aire, tratando de adivinar lo que, cuando se juega así, no se logra nunca?

No, el “antes” se ocupaba del juego “por el suelo”, le caían a toques de bola, a cualquier cosa que facilitara lo que se conocía como “mover al pitcher” a base de corrings, incluso suicidas, para provocar el tiro malo y ganar la base o la base extra, para desubicarlo y hasta cansarlo, después, veríamos.

Los Tigres de Detroit han caído dos veces a pesar de faenas monumentales de sus abridores, por cierto, su as principal, Verlander, ha regresado al tope de su estelaridad, que significa lo mejor del pitcheo entre derechos de ambos circuitos.

verlander esta

Hoy fue un jonrón con las bases limpias de Mike Napoli, que no es Cabrera, pero cada año pone guarismos aceptables en la casilla de los cuadrangulares como cátcher y suplente de 1era base.

Ayer fue Ortiz con un palo con los ángulos congestionados que empató el juego a 4 y echó el célebre cubo de agua fría sobre la testa del felino.

Ante circunstancias que generen derrotas como las dos de Detroit, que dejan un extraño sabor porque se perdió con lanzadores que fueron intransitables y no recibieron el apoyo que merecieron para apuntarse la victoria, sobre todo de la tanda del medio o clutch-hitters, el problema se comienza a complicar y aparece la duda sobre si podrá superarse el mal paso, muy parecido al de este o aquel club que vivió semejante infierno antes, para perder contra los pronósticos, a fin de cuentas, ni tan seguros ni tan confiables.

fielder

Este Detroit, que me simpatiza más que el Boston, se está conformando moralmente como aquel Oakland que los Dodgers sometieron con un solo pitcher en buen estado y un bateador cojo que, por cierto, además de haber sido contribuyente con los felinos de 1984, fue el héroe del juego que decidió el destino del club que capitaneaban los Bash Brothers en 1988.

gibson 1988

Si los bengaleses no superan el impacto emocional de la derrota de hoy con Verlander están fritos, como quiera que caigan en el sartén están fritos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: