CUBA NO REGRESA A LA SERIE DEL CARIBE, LA TIRANÍA DEBUTA EN EL EVENTO

puello

Por Andrés Pascual

Es una “manía” confundir a la tiranía con Cuba cada vez que se habla de hechos o acontecimientos, todos negativos, inmorales e inservibles para cualquier acto de buena voluntad y trascendencia.

El que nombre a Cuba en vez de acusar a la nomenklatura por intervenir y ocupar a Venezuela es castrista, porque no es posible desatender ciertos y muy rigurosos patrones de decencia: CUBA NO TIENE NADA QUE VER CON EL CRIMEN NI CON LA REPRESIÓN NI CON LA AVENTURA MERCENARIA. La tiranía castro-comunista, que hace 54 años que tiene al país secuestrado, sí.

¿Cómo han logrado habilitar espacios de simpatía los asesinos que ocupan a Cuba desde 1959? Con el concurso de un mundo cada día más comunista, más antiamericano y más inmoral, empezando por el Partido Demócrata de Estados Unidos, continuando con los grupos quintacolumnistas que se bandean como les da la gana, más la poderosa Media, círculo corrupto y decadente de plumíferos oportunistas que soportan a los enemigos del país con todos los medios (mentiras) a su alcance.

Resulta que por fin el Señor Puello (en la foto), un incompetente que colocaron al frente de algo que le queda enorme como la presidencia de la Confederación de Países de Beisbol Profesional del Caribe, logró su objetivo: incluir a la tiranía castrista como miembro de voto tanto en el organismo (lo están negando), como en la competencia Serie del Caribe y que los bandoleros asentados en La Habana aceptaran, no sin que antes lo hicieran sufrir con el “estira y encoge” de solar que acostumbran: un día tal vez, el otro quién sabe, y una negativa “entreverá” hasta que se concretó la agresión contra el beisbol del área por quienes deben velar por su salud ¿Cómo lo va a respetar el Beisbol Organizado, si no tienen un ripio ni de moral ni de capacidad ni de credibilidad? Mención aparte, piensa en un calendario de 6 equipos, el otro asiático como invitado, más los Castro.

Nadie ha protestado por la violación de los estatutos vigentes desde 1949, nadie alzó la voz para oponerse porque los campeonatos de los Castro no son profesionales de plantilla ni porque el desgobierno sea el propietario de esa basura de pelota y, si no sucedió, es porque todo el área perteneciente a la Confederación es castrista, liberal y antiamericana, pero le “tumban” a los yankees cualquier cosa cada vez que pueden.

Ahí están Nicaragua, Colombia y Panamá sin posibilidades ni de consuelo ante el evidente rechazo que le hacen a sus entradas, que, a no dudarlo, contribuiría a elevar el nivel de su juego.

El castrismo no es más pobre que los países que dije, es limosnero, que son otros cinco pesos, de mala voluntad, por lo que aprovechará el momento para recoger parte del dinero de los premios, no para cotizar el pago por membresía, de eso va a encargarse el cuarteto que bien baila por influencia de Puello y, al menor descuido, instruir a los jugadores de otros países en cómo se protesta mejor contra el “monstruo explotador” que eso es lo único que hacen bien. Tal vez Maduro “se ponga con el billete completo”, si no, se pasará el cepillo, que debe constar como acuerdo también.

Todo cubano anticastrista que ha seguido el desarrollo del beisbol profesional del área y su relación con la tiranía sabía que iba a suceder, que era cosa de tiempo que el desgobierno aceptara y nunca en mejor momento que hoy para incluir la “asimilación” en etapa de “reformas”.

Este acontecimiento se incluye dentro de los “cambios” de Raúl que, por lo visto, tienen contento a todo el mundo en la Isla. Con esta decisión le pusieron la tapa al pomo: 50 años más de tiranía y manden “que ya ganamos”.

Ya es tarde para preocupaciones de “segunda mano”, que ha sido la forma como ha maltratado el exilio al monstruoso aparato de propaganda en que convirtieron el beisbol y al boxeo: “no me gusta la pelota”, “no me interesa” o “no le ven importancia en el plano de la lucha ideológica”, hasta que de pronto los despiertan cosas como Industriales, Serie del Caribe y lo que falta.

El exilio tiene que reconocer que ni a Yoani ni a Fariñas ni a los Plantados Históricos ni a los mártires contra el comunismo los conoce el 5 % de la población, pero a Javier Méndez, a los Industriales y a Marquetti los conoce el 100 % de allá y la misma cantidad de la “Comunidad Económica en el Exterior”, entonces, ¿Hubiera valido la pena tener bajo vigilancia el primer arma de penetración y propaganda de la tiranía durante más de 40 años? Hay una explicación, quizás los exiliados que pueden por el acceso a los medios conozcan lo que dije, pero esa política no genera grants y, por lo que se ve, moral patriótica, principios y otros detalles, también están subordinados a ciertos intereses personales,  igual que los “opositores” en Cuba.

Entonces, en la inclusión del castrismo en un evento que niegan desde hace 53 años, así como la visita del Industriales a Miami, el exilio tiene por lo menos el 40% de culpabilidad, porque no atendió al deporte como debió y no hay Dios que me haga verlo de otra forma, porque llevó 50 años luchando contra el fenómeno, 24 de ellos como exiliado a través de la prensa, el radio y la televisión.

Ya no hay forma de parar la ofensiva por ningún frente, sin embargo, quedan las preguntas que pueden ser demoledoras contra los castro-comunistas de la región que harán debutar al castrismo en un evento que hombres inteligentes, pulcros y dignos colocaron en niveles de seriedad inalcanzables para el fantochismo de hoy: por todo lo que concedió Puello en La Habana ¿Habrá tenido el valor y la decencia de reclamar la participación de los jugadores que llaman “traidores” para que refuercen al equipo castrista al próximo evento en Venezuela? ¿O quedarán Yoenis Céspedes, Puig o Kendri Morales como fiscales contra actitudes que, más allá de traer al ídolo y guía político de los organizadores para levantar el interés del público por un campeonato muerto, no sirve para nada?

Hoy declaró Tani Pérez que rechazaba la inclusión de la tiranía, porque la tragedia de abandonar a su familia y al país en edad juvenil la provocó que Castro expulsara a la Confederación.

Debería constituirse en grupo de vigilancia permanente la Federación de ex Jugadores Profesionales y declarar bajo protesta contra la medida como única posición de defensa de lo patriótico ante el caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: