EL CASO ESCOBAR O LA INTRANSIGENCIA DEL ABAKUÁ

Por Andrés Pascual

La cubana es una identidad enferma. Y no es de una enfermedad sencilla, sino de cáncer. Su cáncer no es simple, sino que como la esclerosis, es múltiple.

Cual un cáncer Cuba se ha convertido en un país sucio. En una sociedad sucia, en una identidad sucia, la forma de hablar de los cubanos hoy día, en su gran mayoría, es sucia.

Para ver lo sucio del país no hay mas que viajar por sus pueblos. Ya se llamen estos Caimito, Calabazar de Sagua o Hialeah.

Cuando alguien llama por teléfono a tu casa nunca te da los buenos días, las buenas tardes o las buenas noches. Nunca se te pregunta con un cortés y respetuoso “Pudiese por favor hablar con Fulano?…….. Siempre, no mas levantar el auricular, recibe uno un, casi siempre en forma de grito…. “Oye ponme a Fulano!…….o …….en el mejor de los casos un………. Oye fulano está?”

(Editado por el autor Hace 3 horas)

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/09/17/1302838/mlb-investiga-termino-homofobico.html#storylink=cpy

miguel adonis bernal rodriguez 1 comentario oculto CerrarExpandir

caballeros buen día para todos por que seguir mezclando el deporte con la política, el CHE fue el che, y escobar es ESCOBAR , el quiso hacer su manifestación a su manera recuerden que en cuba fueron marginados por muchos años esa comunidad, y hay quien creció, con ese odio sin saber por que o vean la película FRESA Y CHOCOLATE,pero no veo bueno seguir con esos rezagos de cuba de la mezcla de política y deporte VIVA YUNIER ESCOBAR EKOBIO MIO IGUANKE MOMI IKANFIORO
Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/09/17/1302838/mlb-investiga-termino-homofobico.html#storylink=cpy

Son dos opiniones dejadas en el Herald a la información sobre el affaire Escobar, es decir, la tormenta que desencadenó un miserable letrerito en los ojos “tú eres…….” ¿Quién tiene la razón? supongo que no haya que extremarse mucho para saberlo…

Al cubano Yunel Escobar se le olvidó dónde está y quizás ni conocía el poder que tienen ciertas organizaciones que incluyen a políticos, militares, millonarios… como decir PCC y MININT en la Cuba castrista, ni más ni menos.

Pero Escobar tiene el síndrome del “ambientoso”, del guapo fácil a reivindicar con sangre cualquier “agresión a la moral personal” por pequeña que sea… no debe ni haber sabido nunca que existe la homofobia.

Hace tiempo me dijeron que se había “juramentado santo”, que es la forma de venderle el alma a la idiotez y la ignorancia, a través de una ceremonia medieval africana en la que el elemento humano a sacrificar como ofrenda, para adaptarla a la civilización y a sus leyes, se cambió por animales, después de todo, una aberración también.

Tanto ha explotado la tiranía cubana en todos los órdenes la santería que, desde ampliar el caudal de chivatos del DSE hasta convertirla en fuente de divisas como renglón de primerísima exportación seudo-cultural, la trata y protege como a un tesoro de inigualable valor. Es, a fin de cuentas, otro recurso para violar la Ley del Embargo a los Castro con total bandera de vía segura por el carril de aceptación americano como “intercambio cultural-religioso”.

La cosa está tan desprestigiada que venden la ceremonia de iniciación a los turistas, antiguamente de excesiva moral y prohibición.

Hacerse “santo” aquí cuesta y en Cuba más por dos cosas: lo maneja la tiranía, que fija sus precios, más la credibilidad en cuanto a la validez del proceso, que descansa en los “padrinos y madrinas” de allá. Un santo en Hialeah no es igual, porque aquello es “la mata”, si no, pregúntenle a Lolita, que todavía le debe 25 conciertos íntegros a la tiranía posiblemente.

Para no hacerse santo ni darle crédito a semejante vía de decadencia socio-política, a la soberbia tomadura de pelo que es, piense en esto: en Cuba no se persiguió nunca a los santeros que, como siempre, tenían la consulta y el culto como negocio y ni la Ofensiva Revolucionaria del 68 los afectó como trabajadores por cuenta propia: respondieron ayer y responden hoy al MININT.

Lo otro, ¿Cómo se puede convertir alguien de Occidente, con educación, en esclavo de circunstancias impuestas por quienes tienen en África sus poderes principales de control, muchas veces desde tribus en las que nadie conoce un bloomer ni un calzoncillo, jamás se han puesto un pantalón ni zapatos ni conocen la cocina sazonada ni la carne en buen estado, cuya rutina todavía puede ser, si los visita, comérselo vivo?

Pero la santería no procede con la guapería, que es patrimonio de la mal llamada Sociedad Fraterna Abakuá, que agrupa un buen número de delincuentes de todo tipo con muy pocos haciendo algo por liberar a la patria, igual que los “santos” y los santeros, igual que los sacerdotes Ifá o babalawos.

Sin embargo, la caterva tiránica dictatorial tiene un promedio superior al 80 % de “santos hechos” en todos los niveles y hay un índice elevado de ñáñigos (abakuás) en el G-2, casi todos con su identidad muy protegida por los jefes de los juegos Muñanga o Eritanse Mofé.

Esto fue lo que quiso hacer Escobar equivocadamente, porque, hasta dónde sé, no es ñáñigo: dársela de guapo, sin entender que estaba en las patas de los caballos por dos letras de rechazo y provocación a la antítesis del concepto “abakuá”: el gay.

Mejor se hubiera tatuado en los párpados lo que Vladimir, un ex compañero mío en la prisión política que, cuando cerraba los ojos, se leía “TE VI”.

Lo apuñalaron por la espalda en la calle Cristina hace más de 15 años…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: