REGGIE, LA LENGUA SOLO ES BUENA ESTOFADA

Por Andrés Pascual

Hay algunos a quienes la fama “se les encarama en la cabeza” y se creen autorizados por las 7 potencias a repartir sandeces por el mundo a “tutti plen”.

El problema es que, posiblemente, se crean infuencia catedrática en asuntos en que lo mejor que hicieran fuera cerrar la boca.

El último de la legión de habladores de basura es Reggie Jackson, del que la mayoría de los medios sobre beisbol americanos han publicado un muy particular juicio de algunos miembros de Cooperstown que, según el tipo, no deberían estar allí.

He leído a varios cronistas que han dicho que Jackson no es un inmortal de plantilla legítimo y yo lo creo, sobre todo por su anémico promedio de .262 en 22 temporadas y más de 10,000 veces al bate.

Si en esta era se cuestiona a Jim Thome, mejor bateador que Jackson, como futuro miembro del Templo, pues que nadie dude que tiene razón el que le niegue a posteriori la entrada que ya hizo.

Según el artillero que beneficiaron con un MVP de Serie Mundial que le correspondía al cubano Berto Campaneris, Bert Blyleven no merece estar en Cooperstown, porque “el hombre grande del pitcheo en los 80´s fue Jack Morris”.

El problema es que Morris no ganó más ni tuvo mejor promedio de limpias ni más ponches ni más completos que el curveador que hizo historia con el Minnesotta.

El tipo quiere al héroe del Detroit, con 39.8 de WAR adentro y sugiere sacar del recinto a alguien que compila 90.2 en el mismo renglón.

Incluso, cuando se refiere a algunos jugadores “indignos” de Cooperstown que ya fueron elegidos, como que los quiere complicar con el uso de sustancias prohibidas, entonces tampoco quiere allí ni a Puckett ni a Gary Carter ni a Jim Rice.

Carter, uno de los mejores catchers de la historia, compiló 66.4 de WAR, mientras Jackson 66.8. Como receptor, su promedio de .262 es mejor que el de zurdo que jugó 5 años para los Yanquis y terminó con el mismo average.

Kirby Puckett bateó .318 en 12 años de una carrera que la acortó el nefasto bolazo que le propinó Dennis Martínez y empujó más de 100 3 veces. Fue a 10 All Stars, ganó 6 Guantes de Oro y 6 Bates de Plata. Héroe de 2 Series Mundiales bateando y fildeando.

Por la otra carrilera, Reggie solo tuvo 5 campañas de más de 100 empujadas en 21 años de servicio, ningún Guante de Oro y solo dos Bates de Plata, aunque tiene un MVP y 17 All Stars. Mr Octubre por los 5 jonrones con los Yanquis en 1978, 3 de ellos en un juego, un bulto a la defensa desde que nació.

Todos estos hombres que están en Cooperstown y a los que atacó estúpidamente Reggie Jackson, merecen estar ahí, igual que Jim Rice, uno de los grandes bateadores del Boston de la era moderna.

Lo que se diga en el rumbo de Jackson contra la elección de esos peloteros, sería otra sarta de barbaridades sin razón, especie de basura que ni reciclable es.

1 Comentario

COMO QUE EN VERDAD SE LES SUBEN LOS HUMOS PARA LA CABEZA.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 439 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: