BARBARIDADES COMO ESAS, SOLO EN ESTA ÉPOCA

Por Andrés Pascual

Un lector, de los miles que debe tener, salió en defensa de Juan Vené ante una virtual agresión contra el comentarista venezolano de parte de otro que, lo menos que expresó,  además de ofensas fuera de tono, fue que uno de los últimos maestros vivos del oficio “ni sabía nada ni era nadie…”

Los dos individuos que cruzaron ráfagas son paisanos de Vené; es decir, de la patria de Luisito Aparicio.

El potaje está de anjá, un par de generaciones que no conocen a nadie ni hacen por aprender, autocapacitados solo para señalar, juzgar y condenar a los virtuosos, al mando de las posibilidades que les da la tecnología para… hacer el ridículo.

No son educados ni están instruidos más que en el trasnoche casi supino que produce la inferioridad reconocida, la que proyectan siempre como agresiones al primero que encuentren, aunque se llame Juan Vené.

Debo decir algo, hasta mi edad de adolescente, es decir, mi generación, porque después las cosas, la forma de pensar y la identidad cultural le fueron contaminadas y/o escamoteadas al pueblo de Cuba, Juan Vené no solo era conocido por todo los fanáticos del beisbol, sino respetado como uno de las autoridades a la hora de opinar sobre el juego.

Tanto se sabía que conocíamos de su pasión y práctica por el automovilismo, que le llevó a La Habana durante una de las jornadas del Gran Premio de la capital, logrado por el General Roberto Fernández Miranda, entonces Director General de Deportes durante buena parte de los 50’s.

Juan Vené, como otras glorias vivas de la narración, el comentario y el periodismo deportivo en español, es una bendición, más que nunca, para una época de falsos ídolos, de leyendas sin mayúsculas y de desprestigio del deporte que, a pesar de eso, tienen seguidores tan poco inteligentes, tan poco convincentes que pueden arriesgarlo todo a un caballo ciego y cojo, como criticar ácidamente a un maestro, al que deberían hacerle un homenaje diario en su patria y en cualquier otro país del Caribe que tenga al juego de pelota en lugar de privilegio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: