La expansion y el relajo acosan a Cooperstown

07 de febrero de 2011


Hialeah, Florida.- Por Andrés Pascual.-Hace pocos recibí un correo de un colega de Cleveland que me informó de los cambios que sufrirá el proceso eleccionario al Salón de la Fama del Beisbol. Después, otro de un conocido comentarista de Miami con un artículo de un periodista venezolano sobre las nuevas disposiciones que afectarán al Templo y a las que no critica, con lo que puso de manifiesto que el proyecto tiene seguidores; pero esa novedad es, como el Comisionado del Beisbol y muchos de sus canchanchanes, liberal y, en el beisbol y en muchas otras cosas, liberal es relajo y libertinaje.

Claro, el paisano de Aparicio posiblemente esté de acuerdo con el sacrilegio; porque le permitirá a Concepción y a Galarraga optar por un nicho que, de la forma como funciona hoy, sería poco posible. Pero el reclamo regionalista no mantiene valores de ningún tipo, más bien es al revés. Andrés Galarraga, buen bateador y mejor persona, de acuerdo a lo que se supone que tiene que ser un inmortal del beisbol, no lo es: no tiene el nivel de Lefty O’Doul, ni de Babe Herman, ni de Dick Allen, ni de Gil Hodges, ni de Tony Oliva, ni de Al Oliver, ni…entonces, ¿Qué méritos extraordinarios tiene el ex inicialista para que se cuelgue su placa a poca distancia de donde están las de Babe Ruth, Williams, Musial, Mays…? Según me cuentan, tres eras a disposición de un Comité de Votacion “sui generis”: Pre-integración, la Dorada y la Expansión. Cada una tendrá su comité independiente con 16 votantes y una lista con 10 proposiciones; menos la expansión que, por ser más clubes, tendrá 12 nominados. ¿Bajo qué extraños y sucios designios han preparado la profanación del Salón de la Fama para corromperlo de forma total, porque ya lo está parcial? Tal vez esto, de alguna forma, tenga relación con la otra era que evitan mencionar, “la de esteroides” que, viéndolo bien, el daño que ha causado y el que le falta es imprevisible todavía. Si la prensa se mantiene sana en el capítulo moral y no se deja amilanar por las presiones que vendrán; o que, quizás, hayan echado a andar, del período 1985 al 2005 y lo que resta hasta el retiro de Alex Rodríguez, David Ortiz, Manny Ramírez y por lo menos 100 más de la lista negra, muy pocos que aparentemente lo merezcan deben ser elegidos. Sin embargo, la situación es grave; porque supone que se producirá un vacío sin seleccionados al recinto de por lo menos 20 ó más años de “figuras” contemporáneas o modernas que, parece, pretenden rellenar con jugadores sin perfil, en nada merecedores del Templo por su historia; es decir, se aplicará aquí la medida con la que intentaron componer “el potaje” durante la huelga de 1994, que casi coloca en el terreno de juego a la reserva Triple A de los Filis de Filadelfia de 1940. En el mejor Español posible: como a las Grandes Ligas de hoy, cualquiera ingresará al Salón de la Fama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: