Y ahora Ryan Braun

12 de diciembre de 2011


Hialeah, Florida.- Por Andrés Pascual.-Yo creo que la ingestión de hamberguers, de papitas fritas con ketchup, de hot dogs…como que influye en el nivel de estupidez de un tipo especial de niños que nacen y crecen aquí, de otra forma no es posible explicarse algunos comportamientos, como el del outfielder Ryan Braun y el positivo a sustancias prohibidas que informaron recientemente.

Votado como el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional este año; con responsabilidad más que generosa en que los Cerveceros de Milwakee alcanzaran la postemporada, con un aparente mundo de condiciones; entonces se descubre que un examen de orina de septiembre estaba manchado por el flagelo de nunca acabar, con un conteo de testosterona por encima del límite permitido como producción natural.

 Hay quienes dicen que el PED no es un factor decisivo para la imposición de condiciones atléticas, que no es un “crimen”; sin embargo, controlable en el rango de “prohibido”, ¿Cómo este jugador pudo meter su goma delantera derecha en un bache tan grande que se podía ver desde la luna sin ayuda tecnológica? Bueno, quizás porque creyó que “a mi no me atrapan”; o, porque han destapado a tantos con tal lesión a la moral y la decencia de una generación, elucubró que “con el daño hecho, seguir tal vez sea un sacrilegio, no del pecador, sino de quien debe juzgar las acciones que autoricen la entrada al Templo magnífico y sagrado”.

Como siempre, el pelotero se defendió a través de una declaración en la que se declaró inocente, ¿Qué otra cosa se podía esperar? Bueno, se podía esperar algo como lo que hizo Alex Rodríguez: aceptarlo como fallo humano controversial de elección y arrepentirse. Tal vez esa actitud le alivie la conciencia al neoyorquino y le haga soportables los remordimientos por el pecado con influencia en el publico, con respecto a mí funcionó.

Nadie puede dudar de que se debe ser muy imbécil para dar positivo en tiempos en que la persecución de los infractores en Grandes Ligas supera la cacería que hubo contra Bin Laden hasta su muerte. Que Ryan Braun diera positivo a PED en septiembre, al borde de los playoff, es una falta de respeto y consideración a sí mismo.

Deberían condenarlo a no poder comer ni hamberguers ni hot dogs ni papitas con salsa de tomate más nunca…ni a tomar root beer, que seguro lo bebe por galones. Por lo demás, alguien al que se le consideró como capaz de igualar a las grandes glorias pasadas, acaba de derrumbarse al perder toda la credibilidad por estúpido. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: