Donde estan los llantos de ayer?

Por Andrés Pascual

 

El
estadio de los Marlins es un peso más sobre las espaldas del contribuyente de
la ciudad, posiblemente más incómodo y difícil que la famosa deuda externa de
Estados Unidos.

El
dueño del club de la Florida logró su propósito de que le construyeran el
parque con la menor inversión posible.

Lo importante
es que el estadio está ahí, ya nadie puede impedirlo.
Desde que la franquicia fue inaugurada en la Liga Nacional, comenzaron
las quejas y lamentos, heredadas en su momento por cada gerencia a cargo.

La
situación ha sido tan oscura y poco divulgada que John Henry, que se quejo por lo
pobre de sus finanzas, vendió el club para comprar otro mucho más caro como los
Medias Rojas de Boston.

En
el año 2003, luego de comprar otro campeonato con buenos prospectos y algunos
del mercado de agentes libres, desbandaron el club por imposibilidad de cumplir
la nómina.

Sin
embargo, en una de las ciudades más pobres del país lograron que la Comisión de
Miami aprobara la construcción del parque que, a ciencia cierta, nadie sabe ni
cuando concluirá de pagarse ni con el sacrificio que se hará.

Por
esas razones, las preguntas que debe responder Jeffrey Loria son     ¿Cómo
se puede estar conversando con un jugador tan caro como Al Pujol si la queja
por la escasez de dinero todavía se escucha?

¿Cómo
se habla de posible refuerzo del club con otros jugadores de alto precio
relativo?

Todo es
tan oscuro cuando de esta gente se trata que nadie puede confiar en ellos.

La gran
pregunta que nadie le ha hecho a Loria, obligatoria por la responsabilidad que
tuvo con la ayuda de políticos sin escrúpulos para lograr un estadio nuevo con
dinero de los ciudadanos más pobres de Estados Unidos, debería ser Mister, ¿Cómo
usted habla con Pujol, con Reyes y con otros jugadores cuando aún se oyen los
lamentos por pobreza casi absoluta en las arcas del team? o ¿No será que el
asunto quedó en esa tipo de relación,
obligatoria por las reglas, que incluye un almuerzo con arroz y frijoles
negros? ¿De donde sale ese dinero hoy?

Por todo
lo que conocemos, nadie puede dudar que sea otra jugada sucia con intención
desconocida. El tiempo dirá la última palabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: