El juego ganador y los Yanquis de Nueva York

                                                                                                                                                                                                                 Ditmar, McDevitt y Howard

Por Andrés Pascual
Durante los 50’s, los Yanquis no eran el club más poderoso de las
grandes ligas, sino los que mejor jugaban.
Conversando con el ex pitcher cubano Pedro Ramos sobre su año y medio
como relevista de los Mulos, el vueltabajero me confesó que: “…fue con ellos
que aprendí a jugar…” y el tipo que habló así era, en 1964, un veterano de 10
campañas en las Mayores con Washington, Minnesotta y Cleveland.

En
1956 los Yanquis de Nueva York disponían de 3 jugadores que están en Cooperstown:
Mantle, Berra y Whitey Ford y de un cuarto que concluyó ese año su brillante
carrera como shorstop, también miembro del recinto: Phil Rizzuto.

Esa
campaña, la línea central que jugó por el Brooklin en la Serie Mundial es
inquilina absoluta del Salón de la Fama: Campanella, Jackie Robinson, Pee-Wee
Reese y Duke Snider; pero Sandy Koufax y Don Drysdale también lo son. Ambos
managers son inmortales: Water Alston y Casey Stengel.

Los
representantes del Viejo Circuito tenían mejores peloteros que los Bombarderos
en el resto de las posiciones y mejor pitcheo: Gil Hodges-Moose Skowron, Carl
Furillo-Hank Bauer, menos en el left y en la tercera con McDougal-Charles Neal.

En
1975, el ex pitcher de Ligas Negras Don Newcombs dijo desvergonzadamente, para
apoyar la política de Fidel Castro que: “…aquellos cubanos me daban cucarachas
para comer…” cuando fue contratado para jugar en el champion, sin embargo, ganó
27 juegos para el Brooklin en 1956 y se le desaparecieron los escrúpulos al acceder
a  acompañar al Cincinnatti a La Habana
para cumplir con el spring training en 1959.
También en la Serie Mundial de 1956, Don Larsen, un paquete como pitcher,
tiró un juego perfecto contra los Dodgers en el único playoff que se jugaba
antes de 1969: el Clásico de Octubre.

Y los
Yanquis ganaron uno de la barbaridad de eventos de ese tipo a que acostumbraron
a la más exigente fanaticada posible durante 43 años.
Durante los 50’s, sobre todo entre 1953-1960, el “coco” de los Mulos en
el Joven Circuito era el Detroit que, pese a ser un club joven y equilibrado,
no estuvieron en serie mundial; pero su pitcher estrella durante esa era, Frank
Lary, exhibe el mejor récord de lanzador alguno contra los antiguos Bombarderos
del Bronx con 28-13. Y Al Kaline los vapuleaba.
¿Qué tienen los Yanquis de hoy, que acaban de perder contra los
Bengaleses de Miguel Cabrera, Verlander y Leyland? Depende, comparado con sus
oponentes en la Americana, mucho miedo a caer por la presión que exige emular
el nombre de un club del cual estas ediciones distan años luz, con muchos
jugadores, que solo valen lo que cobran, Dereck Jeter, Robinson Canó y
Mariano Rivera. Lo demás, grandeza, coraje, espíritu heroico, debe considerarse
como “lo que no tienen”.

Una serie corta la pierde cualquiera,
pero ese lujo no se lo pueden dar los inquilinos del Bronx ni con tanta
frecuencia, porque un pelotero suyo, uno solo, cobra más por un swing en el
círculo de espera que el valor de 2 equipos de 1956.

Alex
Rodríguez, como símbolo del club más frustrante de la historia del pasatiempo,
concluyó una noche perfecta de 0-4 con tres ponches abanicando la brisa y como
si con él no fuera.
Mañana estará su foto en los tabloides del espectáculo con otra actriz,
a la que le relacionarán sentimentalmente por un par de semanas, y nadie se
acordará del deprimente espectáculo al tirarle al tercero contra el Detroit…
Verdad que a Mickey Mantle y a Roger Maris los fotografiaron una vez con
Doris Day y Cary Grant en el dugout en 1962; pero, minutos antes, The Great
Teammate se la había metido a 455 entre left y center  a Hank Aguirre (16-8, 2.21), en el antiguo
Briggs Stadium de Detroit, decidiendo el juego que los metía en la Serie
Mundial contra los Gigantes de San Francisco que, como acostumbraban,
ganaron…nada, cosas de los tiempos; eso si, los de hoy, malos, muy malos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: