Los 5 mejores pitchers hispanos “ever”

Por Andrés Pascual

El
pasado 15 de septiembre, José M Romero (desconozco su nacionalidad), publicó en
MLB.com una colaboración especial cuyo título es, “Los cinco mejores pitchers
latinos retirados”, ranking, según sus propias palabras, en honor al Mes de la
Herencia Hispana en Estados Unidos.

Con
esa tendencia que tenemos los cubanos a molestarnos por todo lo que no nos
considere “Reyes del Azúcar”, pues el maldito escalafón levantó ronchas en los
veteranos de la Mayor de Las Antillas que saben todo del beisbol nuestro. En
los de nueva edición no, esos no conocen los anales del beisbol en Cuba más
allá del Industriales o de Omar Linares y, lo peor, no les interesa defender un
pasado que les es ajeno por apatía, por desgano, por coincidencia de criterios
con “la mentalidad desde 1962” que ni explicar pueden, o por el divorcio
absoluto con la historia que les impusieron, pero que ni esfuerzos hacen por
condonar la deuda moral con la patria recuperando para sí la verdadera.

Para
escoger a esos cinco lanzadores, el autor de la nota se valió de varias figuras
prestigiosas “con amplio dominio del beisbol latino”; aunque, por experiencia
sé, que resulta engañoso el término “conocedores de ese tipo de pelota”; a fin
de cuentas, pocos americanos pueden hablar con autoridad sobre la pelota
cubana, a pesar de sus libros y el nombre que le acredite por escribir en un
medio famoso. Tito Rondón, miembro del SABR, verdadero historiador que sí sabe
de “beisbol”, con seguridad concuerda conmigo.

Según
el material, el primer pitcher hispano (rango de big leaguer, por supuesto), es
el Dandy de Quisqueya, Juan Marichal, con Pedro Martínez en segundo y yo diría
que, si alguien invirtiera los lugares, también funcionaba la selección: el
Mariscal de los Gigantes ganó más juegos, aunque ningún Cy Young, mientras
Pedro tiene tres adornitos en su vitrina. A mi modo de ver, con estas
selecciones debe estar todo el mundo de acuerdo.
Después, Luis Tiant jr en tercero, con Denis Martínez y Fernando
Valenzuela cerrando el quinteto en ese orden

En
lo que no coincido con el Five Top es en que sitúa a Valenzuela en vez de a
Mike Cuellar; ni a la fuerza se puede meter a La Habana en Guanabacoa y, si
acaso se hizo porque el mexicano movió a Los Angeles tras los Dodgers con lo de
la “Fernandomanía”, esto no debe ser un escalafón por méritos sociológicos,
sino de resultados deportivos.

Con
algo que disiento del material de MLB.com, es con la velada sugerencia de que
Alex Pompez, previo a la tarea de scout de Joe Cambria para los Senadores de
Washington desde Cuba, funcionó como la llave de la puerta que da al beisbol
americano  para los hispanos, en
detrimento del individuo a quien más hay que agradecerle: Abel Linares.

El
nombre del beisbol cubano debería ser Abel Linares, sin él no hubiera sido
posible mantener al juego en el orden de pasatiempo nacional hasta los 60’s,
porque fue quien impuso a la pelota sobre el balompié en la preferencia del
público habanero durante los 20’s; dueño del Almendares Park y motivador de las
Series Americanas junto a Tinti Molina, que llevaban a jugar a Cuba, contra
selecciones o clubes cubanos, a similares de Grandes Ligas, de Triple A, o del
beisbol sepia independiente pre-ligas negras.
Propietario del Habana y del Almendares, Linares colocó en Ligas Negras
a los Cubans Stars en 1920 con la ayuda de Tinti Molina, antes que Pompez se
iniciara con clubes de nombre cubano como el propio Cubans Stars o los NewYork
Cubans del Este.

Por
lo demás, creo que esa selección está bien. El cubano debe recordar siempre
que, si de algo no tienen la culpa ni el cronista ni el pelotero del área, es
de que, en 1961, con total anuencia del “pueblo entusiasmado”, el tirano
liquidara por decreto el beisbol profesional; por lo que 49 años son
suficientes como para que de la verdadera historia de grandeza y trascendencia
de nuestra pelota, solo vayan quedando recuerdos borrosos, ninguno dentro de la
Isla y, mayormente, en países ajenos.

Las
cosas van a continuar peores para la historia del beisbol nacional, si no lo
cree, lea: este mes se han celebrado efemérides importantes para la verdadera
gloria beisbolera de Cuba; sin embargo, los cronistas recién llegados o casi,
supuestos relevos de la vieja guardia del diarismo deportivo nacional,
siguiendo la política que impuso el régimen dentro del país consistente en
borrar o alterar la historia, se entretienen en difundir el retiro de Norge
Luis Vera y las noticias sobre Agustín Marquetti o el Industriales. Si estos
señores funcionan así, no hay ningún derecho a juzgar a quien, sin ser cubano,
haga las cosas como crea…Por lo menos yo veo esto así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: