Musial, el Hombre de los 50’s

Por Andrés Pascual
Durante la década de los cincuentas se produjo lo que llaman los
analistas americanos del beisbol un “booming batters” o auge de los bateadores.
Funcionando a todo tren la integración racial se incorporaron al Beisbol
Organizado todas las figuras sepias de importancia tanto americanas como del
Caribe, garantizando la presencia en Grandes Ligas de artilleros como Mays,
Aaron, Banks, Miñoso, Clemente o  Frank
Robinson los que, junto a Williams, a Mantle, a Sievers, a Rosen, a Ashburn, a
Snider o a Colavito, aseguraron el espectáculo, siempre complaciente, de la
masacre relativa al pitcheo de ambas ligas. Sin embargo, por el “pitcheo
inteligente de control”, el monticulista continuó mandando las acciones.

La
recuperación de la moda “estilo años veinte” no produjo el deprimente
espectáculo del desplome de la serpentina, como sucedió durante el experimento
esteroides; sencillamente, el regreso del bateo a niveles interesantes y su
coexistencia de importancia con el pitcheo hizo más fuerte a aquella pelota,
que no fue afectada por crisis que le cuestionaran ni la credibilidad ni la
permanencia en el gusto popular ni la personalidad, por lo que bien pudiera
entenderse el fenómeno con el estribillo de una guaracha del dúo de comediantes
cubanos Pototo y Filomeno: “entren, que caben tres”.

Dentro
de todos los artilleros de clase y prestigio de una era única para el beisbol,
¿Quién fue el mejor de todos?

Los
números, fríos, pero guarismos al fin y al cabo, entretenimiento del americano
promedio como crucigrama de solución diaria casi religiosa, dicen que el mejor
bateador de los 50’s fue el inmortal Stan Musial, por la excelencia de su
ubicación entre los diez primeros de cada uno de los departamentos de
importancia.

Este
individuo, que debería ser colocado entre los cinco mejores de todos los
tiempos y por poco no es elegido al Team del Siglo, porque a alguno, de
cuestionable y sospechosa cantidad de jonrones con la ayuda del laboratorio lo
prefirieron, más que para abochornar al juego y a la historia para pisotearlos,
debería estar inmediatamente después de Ruth, de Cobb, de Williams y abrazado
con Gehrig como los más grandes artilleros jamás vistos.

Con
respecto al lugar en que se ubica Stan Musial entre los diez primeros por
departamentos de importancia en el bateo, además de nombrarse al primero, esta
es la prueba contundente y demoledora de todo lo dicho:

JONRONES:
Snider 326

Musial, 3ero, 266

IMPULSADAS:

Snider  1031

Musial,
3ero, 972

HITS:

Ashburn
1875

Musial, 2do, 1771

PROMEDIO:

Musial, 1ero .330

SLUGGING:

Snider .569

Musial, 2do .568

ANOTADAS

Snider  970

Musial, 3ero, 948

DOBLES:

Musial, 1ero, 356

TRIPLES:

Ashburn  82

Musial, 4to, 61

OBA:

Musial, 1ero .421

OPS:

Musial  .989

JUEGOS JUGADOS:

Ashburn
1523

Musial, 3ero, 1456

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: