agosto 2011

Cristobal Torriente, el juego de su vida

Por Andrés Pascual

La
notoriedad ganada por la actuación en un juego de pelota no es frecuente en los
anales del beisbol; sin embargo, ha ocurrido…
Generalmente, los llamados “héroes de un solo día”, capaces de hazañas
memorables una sola vez, no han tenido etiqueta estelar ni, mucho menos,
importancia inmortal.

(más…)

Ni de juego Jose Reyes para MVP

Por Andrés Pascual

 

El
premio al jugador más valioso lo otorgan en relación con el club: lo que más
importancia haya tenido para un equipo no por sus estadísticas ni para
complacencia del público. Muchas veces lo han obtenido peloteros que no estuvieron
en la Serie Mundial ni en los playoff, peor aún, ni con posibilidades de 1era.
División ¿Será posible esto? Si, porque, dentro de la modestia de una novena,
una actuación manifiesta de empuje, de ganas con números positivos de
consideración logrados cuando las gradas escasean del fanático que aplauda;
cuando se sabe que la noche anterior no se reflejará con importancia en
titulares llamativos, mantener el interés, jugar como si el estadio estuviera
repleto y con todas las cámaras de televisión del mundo allí, es un espectáculo
fascinante y alentador para el club, para el fanático y para el propio juego.
Eso es lo que se premia: la decencia y el cumplimiento del compromiso con el
público, el respeto por la responsabilidad debida ante el trabajo como debe
ser, al 100 % más que la relevancia por un champion bate. (más…)

Musial, el Hombre de los 50’s

Por Andrés Pascual
Durante la década de los cincuentas se produjo lo que llaman los
analistas americanos del beisbol un “booming batters” o auge de los bateadores.
Funcionando a todo tren la integración racial se incorporaron al Beisbol
Organizado todas las figuras sepias de importancia tanto americanas como del
Caribe, garantizando la presencia en Grandes Ligas de artilleros como Mays,
Aaron, Banks, Miñoso, Clemente o  Frank
Robinson los que, junto a Williams, a Mantle, a Sievers, a Rosen, a Ashburn, a
Snider o a Colavito, aseguraron el espectáculo, siempre complaciente, de la
masacre relativa al pitcheo de ambas ligas. Sin embargo, por el “pitcheo
inteligente de control”, el monticulista continuó mandando las acciones.

(más…)

Cosas que nadie entiende

Por Andrés Pascual

 

Alexei Ramírez llegó al campo de entrenamiento
de los Medias Blancas de Chicago y, no conforme con probarse, en lo que pareció
una decisión descabellada del director Ossie Guillén, integró la plantilla
oficial de 25 jugadores y, en aparente peor movimiento aún, el controversial
venezolano le dio la oportunidad de juego diario en los jardines y en el cuadro
interior hasta que lo designó dueño absoluto del campo corto; tan lejos fue
Ossie que un slump inicial del cubano, considerable tal vez por otros como más
exagerado que lo prudentemente admisible, en el mejor estilo de los grandes
artilleros de la historia, Alexei la pasó jugando, ni en el banco ni en Ligas
Menores, de las que jamás ha oído ni el nombre.

(más…)

Una exageracion el manejo del caso Bonds

Por Andrés Pascual

 

Yo no
simpatizo con Barry Bonds por su carácter revanchista y porque no tiene un
adarme del sentido del carácter heroico para la sociedad.

Bonds
pertenece al tipo de estrella deportiva al que le resulta muy difícil dejar en
“hold” sus penas y sus complejos y entender el papel que la Providencia le ha
asignado y, como los tiempos no están para juegos, pues esa inadaptabilidad
social le aleja de otros que, como él, de su misma raza incluso, comprendieron
pronto y bien en qué ángulo deberían ubicarse, positivamente hablando.

(más…)

El recurso de la huelga en el deporte profesional

Por Andrés Pascual

 

A
raíz de la huelga de jugadores de las Grandes Ligas en 1994, un amigo me
escribió desde Cuba lo siguiente: “Que vengan pa’cá, pa’que vean lo que es
bueno…” criterio equivocado, pero utilizado allá a la hora de desacreditar el
paro con su tragedia como experiencia.

Lo que
se le olvidó a muchos cubanos; otros, ni lo saben, es que la huelga es un
derecho del trabajador capitalista, por mucho que cueste llamar así a millonarios
en toda la extensión de la palabra.

(más…)

El desastre de los Marlins

Por Andrés Pascual

 

Si
bien el Titanic se hundió por el choque contra el gran iceberg del Mar del
Norte; los Marlins se han hundido en las frías profundidades del sótano del
Este de la Americana por una bacteria, a fin de cuentas, diferencia y
aproximación de sentido.

(más…)

Un editor deportivo cubano y los Yanquis de 1961

En 1961 los Yanquis
asistían a su Serie Mundial numero 26; por primera vez, desde 1949, no estaría
El Viejo Profesor al mando del club en el terreno: un ex catcher suplente y ex
coach, Ralph Houk, sería el encargado de dirigir.

La sustitución de Stengel por la
gerencia neoyorquina fue considerada por la prensa como “penosa e injusta”;
porque Casey ganó la Liga Americana el año anterior y no ganó la Serie Mundial;
pero cayó batallando en 7 juegos.

En frente de los Bombarderos del Bronx no
estarían los Filibusteros de Groat, Clemente y Mazeroski; sino los Rojos de
Cincinnatti, que tenían buen bateo con Jerry Linch, Gordon Coleman, Vada Pinson
y Frank Robinson; sin embargo, ninguno de los cuatro hizo algo notable como
para ser considerado en capítulo especial a la hora de recontar acontecimientos
dignos de estrellas en la historia del evento.

Todavía los Patirrojos no tenían listo para
encabezar su staff al tremendísimo Jim Maloney, uno de los grandes pitchers
derechos de ambas ligas del período 1963-1970, de gran velocidad y excelente
curva. Maloney solo actuó en 2/3 de inning de un juego y permitió 4 hits y 2
carreras limpias para 27.00 clp.

Por el Cincinnati actuaron en la Serie
Mundial el infielder venezolano Elio Chacon(hijo del inmortal shortstop cubano
Pelayo) y el entonces prometedor shortstop Leonardo Cárdenas, que lograría el
apodo de Mr. Automatic por parte de la prensa del sector y que era un buen
bateador para la posición con aceptable poder. Cárdenas bateo de 3-1 en la
Serie, un tubey a Bill Stafford en el tercer juego.

Los Yanquis ganaron en 5 juegos y la
ausencia por lesión de Mickey Mantle fue cubierta exitosamente por el panameño
Héctor López quien, al jugar el rightfield, permitió que Roger Maris trabajara
en el centro. Maris fue un tremendo jugador defensivo, labor que opacó su
famosa campaña de 61 jonrones ese año y López tuvo una gran serie con 7
carreras impulsadas, 5 de ellas en el 5to juego y promedio de .333

Rai García fue durante mas de 10 años el
editor deportivo del diario habanero Prensa Libre, uno de los valores de la
prensa del sector hasta 1961, fallecido hace poco en la Isla del Encanto, a
quien el pueblo de Puerto Rico sepultó, igual que a Rene Molina, como a un
hijo.

El sobrenombre de Yanquis de la novena
del Bronx cobró un especial significado político de acuerdo a circunstancias
evidentes como el inicio de la penetración soviética en el país; entonces se
puede decir que, nunca como en esa época ni después, tuvieron tantos cubanos  inclinación por el club del Bronx: ¿Cómo
están los Yanquis? o, ¡A esos Yanquis no hay quien les gane! Eran las frases
que se escuchaban y que provocaban la ira silenciosa de los castro-comunistas…

Entonces se produce la cuarta victoria
de los Mulos en el quino juego y Rai García, anticomunista, abrió la tirada de
Prensa Libre con el siguiente título alusivo a la Serie Mundial; pero a gusto
del consumidor en cuanto a intención y en portada: “¡Yanquis apalean a Rojos!”

Poco después, Rai aterrizaba en Miami
con su familia como escala hacia su residencia definitiva en Puerto Rico, donde
se le considera, junto a Rene Molina, Fernando Heydrich, Ramiro Martínez y Felo
Ramírez, los “revolucionadores” de la prensa deportiva en la Isla.

Rai no volvió a Cuba y el fanático de la
era castrista perdió la posibilidad de leer y escuchar a un brillante miembro
del sector deportivo cubano que, junto a los otros exiliados de la crónica, que
sumaron más de 20 entre narradores y prensa escrita, dejaron huella trascendental
como verdaderas leyendas, dentro y fuera de la patria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yanqui Estadio y la mistica perdida

Por Andrés Pascual

Lo
místico se relaciona con lo esencialmente religioso, una de las dos corrientes
de la poesía renacentista; la otra, lo lírico: el místico Fray Luis de León, el
del poema bello y sabio “Vida Retirada”

En su
concepción más populachera, místico puede ser tener algo que lo haga
interesante en carácter casi misterioso y hasta ocultista.

(más…)

Del baul de los recuerdos del beisbol

Por Andrés Pascual

 

El
pitcher derecho Ton Cheney implantó el récord de 21 ponches propinados en juego
de 16 entradas en 1962 contra los Orioles de Baltimore lanzando para los
Senadores de Washington. Los 228 envíos que hizo le paralizarían el corazón a
cualquier lanzador de hoy que, a veces con 95, están mirando al manager en el
banco para que les apliquen la grúa.

(más…)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 441 seguidores