Los Marlins, con descripcion y sin criticas

A la palabra crítica se le teme más que al Diablo
en la prensa del sector deportivo miamense; sin embargo, su significado, tan
infantil como contundente es, “ejercicio del criterio”.

En la
ciudad, con respecto a los Marlins, lo normal es que se describa un juego, que
se exagere el valor de un recién llegado a un puesto en el que sustituyeron a
otro igual o mejor; o que, cuando el club, como ahora mismo, amenace con romper
cualquier récord negativo como perdedores, no se encuentren palabras para
presentar la hecatombe por medio del análisis adecuado, realista y aceptable
para los lectores, que saben mucho y son mayoría.

Este
año, que he comentado poco sobre el club y no se ha publicado aquí, sin
embargo, he tenido alguna razón “mirando hacia adelante”.

Es
porque se hacen amistades entre la dirección, incluso en la gerencia, o por
relaciones paisanistas que conspiran contra la credibilidad y el objetivismo,
que se pierde la perspectiva del cronista, que está ahí para ayudar al fanático
a que comprenda lo que, por sí mismo, no puede.

Claro
que resulta difícil decir, entender o publicar algo que se necesita tiempo para
comprobarlo, pero ese es un riesgo que hay que correr, de otra forma ni Shirley
Povich ni Dan Daniel tuvieran trascendencia desde hace más de 70 años.

A la
mano la indisposición de la oficina para rellenar “huecos” peligrosos con el
jugador de actuaciones notables, capaz de erigirse en el líder que no tienen y
que contribuya al team work como Dios manda, ¿Qué queda? Con guerrillas se
desgasta al contrario, pero no se puede ganar una guerra, a pesar de Napoleón y
la campaña de Rusia, o de Tito y Mijailovich durante la Guerra Mundial II en Yugoslavia:
esto es pelota, son las Grandes Ligas y lo que cuenta es el cash, como decía
Luis Sarría en el boxeo: “no tirandito, no ganandito”, aquí, si no hay dinero,
a pesar de las sorpresas, la victoria se pone más lejos que un jonrón de Mickey
Mantle a la zurda.

Los
Marlins están preparados para dar guerra sin ilusiones de campeonato, a fin de
cuentas, tienen un equipo joven, con jugadores con condiciones que, al modo mío
de ver las cosas, en el futuro, con algún refuerzo adecuado; cuando adquieran
más experiencia para asimilar la derrota y el slump de alguno de sus mejores
bateadores, pues podrán dar batalla por el primer lugar; hoy no, porque nunca
clubes casi novatos, sin la contribución obligatoria del veterano que
estabilice situaciones peligrosas en el estado de ánimo, han podido ganar en
este nivel.

Con un
manager sin experiencia de dirección en Grandes Ligas, con un trainer de bateo
también nuevo en el nivel, se esfuma cualquier posibilidad: 100 % de inexperiencia
no le abren las puertas al 50 % de postemporada.

En el
caso de Edwin Rodríguez, está sucediendo algo que comenté en algún momento: no
puede ser exitoso el manager híbrido de sistema, es decir, que aplique
groseramente el concepto “librito”, más docto para la gradería, más estable,
que levante menos pasiones y que desazone poco; tanto como el intuitivo, que
pone nerviosos al público, a la gerencia y a medio mundo, porque crea, como en
el ajedrez, que inició una combinación que fructificará 15 jugadas después; no,
aquí son 9 en el terreno y 9 innings si no hay empate.
Recuerde esto: el pitcher abridor de 3.00 clp por juego o menos, si
admite 3 y tiene dos en bases, ya explotó; es un error dejar que lo maten a
palos, aunque el relevo no sea confiable, o se provocará la hecatombe personal
del individuo al ponerle el promedio histórico una ó más carreras por encima de
lo que trabaja, con el consiguiente malestar general de todo el equipo.
Recurrencias de este tipo crean las condiciones que afectan a toda la
novena. Si continúan dirigiéndolos así, pudieran tener problemas mucho mayores
cuando se deslome completamente el pitcheo y, con este, la defensa del cuadro.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: