Los peloteros cubanos mas completos post 1959

 

Por Andrés Pascual

Para referirse a los
infielders o outfielders, incluso catchers, nunca se debe utilizar el término
“bateadores”; sino jugadores de posición, porque no es lo mismo analizar a un
grupo de jugadores de posición que a un grupo de bateadores, analizando los que
quepan en el grupo de cinco herramientas.

                                                                                                                                                                                            Leonardo Cárdenas 1960

¿Quiénes serían los jugadores cubanos más
completos posteriormente a 1959? Por posiciones y en número de dos ó más, a mi
juicio, estos:

Receptores: Joaquín
Azcué, Paulino Casanova y Ollie McFarland

Inicialistas: Rafael
Palmeiro, Tani Pérez, Julio Bécquer.

Intermedistas: Tony
Taylor, Cuqui Rojas y Tito Fuentes

Antesalistas: Mike de la
Hoz

Campocortos: Leonardo
Cárdenas, Bert Campaneris, Zoilo Versalles, Humberto Fernández y Alexei
Ramírez.

Outfielders: Tony Oliva,
Haitiano González, José Cardenal, José Tartabull, José Canseco, Román Mejías y
Angel Scull.

Todavía dejo fuera a peloteros como
Hilario Valdespino, Leo Posada o Chico Ruiz que, junto a otros profesionales,
deberían ser usados en un segundo equipo…

La mayoría de esos peloteros brillaron
en el beisbol profesional durante toda la década de los sesentas, parte de los
70’s; incluso principios de los 80’s (menos Ramírez) y, si la dictadura no le
permitió al pueblo de Cuba seguirlos aquí o en otros países, no hay razón para
despojarlos de su nacionalidad ni desconsiderarlos, cuando se sabe que fueron
mucho mejores que el resto de la cosecha castrista hasta el día de hoy, ni
opacarles los récordes ni sus grandes actuaciones en el beisbol rentado.

¿Qué usted no los vio? Está bien, pero,
recuerde que no está allá y aquí se escribe, o se debe, para gente que sí
vieron a Oliva y a Cárdenas, por ejemplo, no para la población que no quiere
acabar de reconocer cómo está distribuido el mundo ni que el beisbol castrista,
que vive de la historia pre 1959 para escapar de la frustración por la
catastrófe de “su beisbol”, se encuentra en una etapa de decadencia tal como
nunca antes.

A la hora de comentar sobre el beisbol
cubano post 1959, bajo ninguna circunstancia ni German Mesa ni Rey Anglada
pueden colocarse por delante de Leo Cárdenas ni de Cuqui Rojas. Lo contrario
sería una exagerada y continuada forma de fanatismo político de rutina
equivocada. El poco seso, el desconocimiento o el apasionamiento por una
ideología perdedora, no pueden producir errores tan soberanos ni garrafales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: